jueves, 21 de octubre de 2021

Book tag 12: Truco o trato

Supongo que todos tenemos rachas de apatía lectora y que, con tiempo y el libro adecuado, terminan pasando. También estoy un tanto apática en lo que a las reseñas se refiere, ya se me acumulan tres, pero la sobrecarga de trabajo tampoco contribuye a que saque ganas para escribirlas y, a fin de cuentas, Librópolis es un pasatiempo y no una obligación.

Mientras vuelvo a mi rutina lectora os dejo con un booktag, muy adecuado para estas fechas halloweenescas, que vi en el blog de Cartas a Eliza.

En lo que llevamos de año, ¿cuántos libros de terror has leído?
Reconozco que soy muy poco dada a leer este género y, de momento, no he leído ningún libro de terror pero aún queda año para ponerle remedio.

¿Cuántos libros de terror tienes en tu estantería?
Solamente tres: Katu beltza (El gato negro), La maldición de Hill House y Otra vuelta de tuerca.

Portada más terrorífica que hayas visto o tengas
La de El pozo y el péndulo y otros cuentos de terror de Edgar Allan Poe, hay varias portadas pero la de la editorial Del Fondo Editorial me da muy mal rollo. La podéis ver aquí

Libro de terror favorito
Hasta el momento, El gato negro de Edgar Allan Poe

¿Qué idea te atrae más para hacer la noche de Halloween: ver películas de miedo, salir de fiesta con amigos, ir a pedir caramelos o leer un libro?
Salir de fiesta con la cuadrilla, no me lo tengo que pensar mucho, aunque como haga frío tampoco le haría ascos a quedarme en casa leyendo.

En una fiesta de Halloween, ¿quiénes serían tus invitados?
La bruja mala del Oeste, El jinete sin cabeza, Jack Torrance, Norman Bates y Lestat

Si pudieras elegir un/a autor/a con quien ir de puerta en puerta haciendo “truco o trato” ¿a quién escogerías?
A Donato Carrisi, no es autor de terror pero seguro que me contaría alguna historia que me pondría los pelos de punta

¿Qué brujo/a o mago/a te ayudaría a hacer un hechizo o poción para leer más rápido?
Minerva McGonogall, no he leído los libros de J.K. Rowling pero sí he visto las películas y seguro que haría un hechizo poderoso

Libro que te llevarías a la tumba
No creo que me hicieran mucha falta pero me llevaría mi colección de cómics de Asterix y Obelix

Libro que le tirarías a un zombi
El primero que me viene a la cabeza es La sombra de la sirena de Camila Läckberg, que recuerde ahora mismo es el peor libro que he leído, no hay por donde cogerlo.

Mundo literario peligroso donde irías a pasar Halloween
El inventado por Stephen King y llevado a la pantalla por Kubrick: al Hotel Overlook, ¿dónde si no?

Hasta aquí el booktag, espero que os haya entretenido un rato.

martes, 5 de octubre de 2021

Un saco de canicas

Autor/a: Joseph Joffo
Título original: Un sac de billes
Traductor/a: Lluis Maria Todó
Edición: 6ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2010
Número de páginas: 290
ISBN: 978-84-9759-568-1

Desde que vi en la biblioteca Un saco de canicas me llamó la atención la historia que encerraban sus páginas, una historia contada en primera persona por el propio autor sobre su infancia en Francia.

Viajamos al pasado, concretamente al París ocupado por los nazis en 1941 y a una modesta peluquería propiedad de la familia Joffo. Sin embargo, no es una peluquería cualquiera ya que sus propietarios son judíos.

El día que el pequeño Joseph y su hermano Maurice van a la escuela con la estrella de David cosida en sus chaquetas, Zeneti, el mejor amigo de Joseph, piensa que es una condecoración pero el resto de compañeros saben que es la marca que distingue a los judíos de quienes no lo son y por ello se convierten en el blanco de sus burlas y palizas.

Cuando llegan a casa magullados sus padres saben que no pueden dilatar por más tiempo su partida y esa misma noche, tras despedirse de ellos, los pequeños se marchan de París cargando con sus zurrones para ir a reunirse con sus hermanos mayores en Menton. Desde ese momento Joseph y Maurice deben sobrevivir solos en un mundo de locos en el que la astucia debe primar por encima de todo.

Tras un largo viaje los pequeños logran reunirse con sus hermanos y, más tarde, con sus padres en Niza. Allí viven tranquilos hasta que la presencia de la Gestapo les obliga a separarse nuevamente.

Por este periplo de huidas, Jo y Maurice van dejando su infancia atrás cuando aún deberían estar jugando a las canicas y no ingeniándoselas sobre cómo cambiar tomates y aceite por otros productos que les permitan comer día a día.

La picaresca, unida a la suerte, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte y de ella se tendrán que valer los hermanos Joffo para superar la investigación de la Gestapo cuando son atrapados en uno de sus intercambios de comida. ¿Lograrán Jo y Maurice salir indemnes de Gestapo? ¿Qué sucede con el resto de la familia? ¿Volverán a reunirse todos juntos?

Lo que más me ha gustado es saber que la historia de Joseph Joffo es real, que el autor es el pequeño que tiene que sobrevivir junto a su hermano Maurice. También la sencillez con la que está escrita y la ausencia de rencor que invita a reflexionar.

Libros sobre la II Guerra Mundial hay muchos pero Un saco de canicas tiene ese halo de cuento en el que siempre ganan los buenos. Un libro muy recomendable que se lee en un par de tardes porque la historia atrapa de principio a fin y no puedes dejar de leer esta historia que, aunque es triste por todas las vivencias que se narran, también tiene su lado positivo y su toque de inocencia.

Portada:https://imagessl1.casadellibro.com/a/l/t0/81/9788497595681.jpg