miércoles, 5 de mayo de 2021

La dama de blanco


Autor/a: Wilkie Collins
Título original: The woman in white
Traductor/a: Maruja Gómez Segalés
Edición: 2ª ed.
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2003
Número de páginas: 812
ISBN: 84-9759-551-3

Siguiendo con el propósito de leer más clásicos me he animado, en esta ocasión, con La dama de blanco de Wilkie Collins que está considerada como una de las primeras novelas sensacionalistas y también precursora de la novela policíaca. Aunque se publicó por entregas entre 1859 y 1860 en la revista literaria fundada por Charles Dickens, All the year round, se publicaría en formato libro en ese mismo año y, a día de hoy, se considera una de las mejores novelas de misterio de la literatura.

Tras un prefacio, escrito por el propio Collins en el que nos informa de que realizó algunas correcciones antes de su publicación y de agradecer a sus lectores la buena acogida que tuvo La dama blanco, así como de un preámbulo en que se nos dan unas pincelas de lo que encontraremos en esta lectura, nos adentramos de lleno en una novela epistolar que nos traslada a la Inglaterra decimonónica para conocer la historia de Laura Fairlie y la misteriosa dama de blanco.

Será Walter Hartright, un profesor de dibujo, quien nos adentre en esta historia inspirada en un hecho real. Él será quien nos presente a Laura, una joven y rica heredera a la que tiene que dar clases de dibujo y de quien terminará enamorándose irremediablemente. Sin embargo, aunque este amor sea correspondido, Laura está comprometida con Sir Percival Glide, un barón con unas cuantas deudas acuciantes que necesita liquidez como sea para hacer frente a ellas pero en su camino se interpone la dama de blanco. Quién es ésta mujer y qué papel juega en la historia os dejo que lo descubráis por vosotros mismos, sólo os puedo decir que tiene un parecido asombroso con Laura y que será una pieza clave en el devenir de los acontecimientos.

Pero éstos no serán los únicos personajes que conozcamos ya que Marian Halcombe, hermana de Laura, y el Conde Fosco, amigo de Sir Percival, también serán muy importantes para que comprendamos perfectamente todo lo que acontece a lo largo de las más de ochocientas páginas donde todo gravita sobre una suplantación de identidad con consecuencias inesperadas.

Tengo que reconocer que, cuando empecé a leer La dama de blanco, el estilo del autor se me hacía muy pesado, me costaba centrarme en la lectura y el ritmo narrativo del primer tercio del libro tampoco ayudaba mucho. A partir de ahí me fui haciendo al estilo de Collins y el argumento se iba tornando más interesante por lo que me animé a seguir con su lectura y no dejarla abandona como era mi intención.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un libro que se escribió en el siglo XIX y que el estilo de las novelas de aquella época no es como las actuales, por lo que hay que ponerse un poco en situación, también que se escribió por entregas y que el autor se recrea en detalles sin importancia que sirven, desde mi punto de vista, a modo de relleno. Sin embargo, el argumento es más que interesante y está muy bien llevado donde nada queda al azar, además, los personajes están muy bien construidos, tanto física como psicológicamente, y cumplen a la perfección con su papel. Cierto es que algunos sobresalen más que otros y que, como en el caso del tío de Laura, le habría dado un sopapo de buena gana por su pedantería. Laura es la típica mujer de aquella época que se resigna y hace lo que se espera de ella, Walter el perfecto caballero; Marian es todo lo contrario a su hermana, decidida, con arrojo, osada y valiente; Sir Percival es despreciable y un cobarde pero me quedo con el mejor personaje de todos, el Conde Fosco, un villano muy inteligente, manipulador e irónico que es capaz de llevarte a su terreno sin que te des cuida y, encima, le des las gracias.

Como decía al principio es una novela epistolar y serán éstos y otros personajes los que nos cuenten en primera persona su visión de lo que acontece entorno a Laura y la dama de blanco, haciendo que el lector conozca múltiples puntos de vista y se forme una idea global de todo lo acontecido sin que se le escape ni un solo detalle.

La dama de blanco es un melodrama muy bien llevado en el que se conjugan el suspense, secretos, manipulaciones, unas pincelas de atmósfera gótica, una mujer misteriosa, descripciones muy detalladas y hasta una historia de amor imposible que hace de ella una muy buena lectura pero, desde mi opinión totalmente subjetiva, el estilo tan denso y las páginas de relleno hacen que su lectura tenga ciertos altibajos lo que le resta puntos para ser todo lo redonda que debiera ser.

26 comentarios:

  1. Hola.
    Me alegra mucho saber que has disfrutado del libro. Por mi parte lo voy a dejar pasar pues no me llama la atención y además huyo de los clásicos.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Gracias, sí que lo he disfrutado pese a que al principio estuve tentada de abandonar su lectura. Me parece bien que lo dejes pasar si no te tienta.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Pues lo que comentas de como el autor se recrea en detalles banales es algo que tiende a chirriarme cuando leo una novela, así que con esta no creo que me anime a pesar de ser un clásico.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      A mí así me lo ha parecido pero, aún así, es un clásico que merece la pena pero si no te termina de convencer haces bien en dejarlo pasar.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Holaa!! suena interesante pero lo que me echa para atrás es que la historia se sienta densa ya que justo ahora estoy buscando algo más ligero porque estoy teniendo problemas para engancharme a las historias, pero como siempre, tu reseña me ha gustado mucho. Gracias por compartirla.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Uy, pues si te está costando engancharte a las lecturas creo que no es buen momento para La dama de blanco. Eso sí, te diría que le des una oportunidad más adelante porque es una buena historia.
      Un saludo y gracias a ti.

      Eliminar
  4. Es un libro que me gusto mucho Te mando un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Es un título que me suena de haberlo visto en muchos blogs con buenas críticas, pero ahora me entero de que es una novela epistolar. Este tipo de libros o me gustan mucho, o me resultan aburridos, así que ya veremos si lo leo...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Es epistolar porque cada personaje escribe, de primera mano, su versión sobre los acontecimientos que han sucedido pero no tiene el típico formato carta.
      Si el argumento te llama la atención te recomiendo que lo leas porque merece la pena pese a los altibajos que tiene.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Me gustan los libros llenos de secretos ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La dama de blanco esconde unos cuantos secretos, así que, en ese caso creo que te podría gustar.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. A este sí le tengo muchísimas ganas. Es de esos libros para los que debo encontrar un momento idóneo porque su lectura me va a llevar un tiempo. Me ha precoupado saber que a ti te costó al principio. Luego, veo que la sensación es pasajera pero no sé, me quedé un poco pillada ahí. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Sí que me costó meterme en situación y hacer al estilo del autor pero luego la lectura se hace más llevadera y se termina disfrutando. Te animo a que encuentres el momento para leerlo y a ver qué te parece.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Buenas tardes, preciosa:
    Fíjate, a mí esta novela no me aburrió en ningún momento. Supongo que como soy adicta a los clásicos las abundantes descripciones no me sorprendían. Por otro lado, lo que más me gustó de la novela es su estupendo villano. Observar sus maquinaciones y perfidia me fascinó. Si me permites, te recomiendo otra novela de este autor que sospecho te puede gustar: Armadale. Junto con La dama de blanco son mis novelas favoritas del autor.
    Un abrazo y enhorabuena por tu reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      En mi caso sí que hubo momentos, al principio más que nada, que sí me aburría con tanta descripción y páginas de relleno pero, una vez superada el primer tercio de lectura, te metes en situación y se disfruta.
      Coincidimos en que el Conde Fosco es un villano maravilloso, su personaje es el summum y tomo nota de la recomendación aunque probaré antes con La piedra lunar que lo tengo en casa.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  9. Las ganas que le tengo a esta obra y a este autor no son normales, en algún momento me pondré con él. Gracias por la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Cuando le llegue el momento espero que lo disfrutes y a ver qué te parece, ya nos dirás.
      Un saludo y gracias a ti.

      Eliminar
  10. Hola!
    No tienes idea de cuantas ganas le tengo a este libro, Wilkie collins es un autor que me llama muchísimo la atención! Me llevo más que apuntado este libro, además las novelas epistolares me gustan mucho.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Creo que es un libro que te puede gustar bastante y espero que así sea cuando te animes con su lectura.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Es un libro que conocí hace relativamente poco y que me llama bastante la atención así que tarde o temprano me animaré. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Espero que puedas leerlo más pronto que tarde y que disfrutes de su lectura.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. No me importaría leerlo en un futuro cercano, gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Sí te animas con esta lectura espero que la disfrutes.
      Un saludo y gracias a ti.

      Eliminar
  13. Me gusto muchísimo este libro.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar