miércoles, 7 de abril de 2021

Los girasoles ciegos

Autor/a: Alberto Méndez
Edición: 14ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Anagrama
Año de edición: 2007
Número de páginas: 155
ISBN: 978-84-339-6855-5

Hace ni sé los años que tenía pendiente la lectura de este libro y, como es cortito y no dispongo de todo el tiempo que quisiera para leer, me pareció buen momento para ponerme con él.

Este libro recoge cuatro historias o, como dijo el propio Méndez, cuatro derrotas que nos narran una época que muchos no hemos conocido físicamente pero sí a través de nuestros abuelos o a través de los libros de historia. Una época de silencio y miedo donde expresar unos ideales concretos podía tener como consecuencia la muerte o, en el mejor de los casos, la cárcel. Cuatro historias que, aunque independientes entre sí, se terminan mezclando para contarnos que tras una guerra sólo quedan muertos, lágrimas y dolor.

La primera historia, Si el corazón pensara, dejaría de latir, nos habla del capitán Alegría, un oficial del ejército franquista que asqueado de tanto horror decide rendirse ante el bando republicano el mismo día que las tropas golpistas entran en Madrid. Ni republicanos ni franquistas entienden los motivos de su rendición porque, los primeros, le consideran un loco y, los segundos, un desertor. Pero nadie entiende que su rendición obedece a que ha formado parte de un ejército que no quería ganar una guerra, sino matar a su enemigo.

La segunda historia, Manuscrito encontrado en el olvido, es una especie de diario que un joven poeta escribe en una braña de los montes de Somiedo contándonos por qué huye junto a Elena, su novia, de diecisiete años y embarazada, y cómo ella muere al dar a luz a su hijo en pleno invierno. Esa braña que es refugio de la vida también lo será de la muerte. Este relato es el que más me ha gustado por ser el más intimista y sobrecogedor de los cuatro y por transmitir las sensaciones de un joven que tiene que madurar a golpe de tan duras circunstancias.

La tercera historia, El idioma de los muertos, versa sobre Juan Serna, un estudiante comunista encarcelado en Porlier que trata de alargar su vida contándole al juez militar que instruye su causa, y a su mujer, lo que quieren oír sobre su hijo muerto. Un ser despreciable que Juan convertirá en un patriota heroico a los ojos de sus padres hasta que ya no soporta seguir mintiendo y les cuenta la verdad sobre lo despreciable que fue su hijo.

La cuarta y última historia, Los girasoles ciegos, nos habla de Lorenzo y sus padres: Ricardo y Elena. Lorenzo es un niño que está acostumbrado a ver cómo su padre tiene que vivir oculto tras las cortinas, en la oscuridad, sin que nadie lo vea, ni le sienta, ni le oiga, y que ha de encerrarse en un armario cada vez que suena el timbre de la casa y sus vidas se paralizan por unos segundos. El miedo y las mentiras hacen que Ricardo siga con vida hasta que el hermano Salvador, que confunde el amor con la lujuria y la lascivia, se obsesiona con Elena y un día irrumpe en su casa, dejándose llevar por su obsesión por ella, hecho que provoca un sobrecoger final.

Son cuatro relatos a cual más duro pero escritos con una prosa muy cuidada, poética en algunos momentos, cuyos personajes son cercanos porque, como dice la contraportada, todo lo que se narra en este libro es verdad pero nada de lo que se cuenta es cierto.

Libro altamente recomendable por la sensibilidad y melancolía que transmite pero también por ser un reflejo de una parte de nuestra historia que no debemos olvidar para que no vuelva a repetirse.

Es una lástima que Alberto Méndez falleciera once meses después de que se publicara Los girasoles ciegos, su primera y única obra, que ha sido galardonada, entre otros, con el Premio Setenil 2004 al mejor libro de relatos publicado en España y el Premio Nacional de Narrativa 2005.

Si mal no recuerdo, en 2008 José Luis Cuerda llevó al cine esta obra con las interpretaciones de Javier Cámara y Maribel Verdú, centrándose especialmente en el segundo y cuarto relato de la obra de Méndez.

Portada: https://unodelibros.files.wordpress.com/2012/07/img_20120721_074133.jpg

16 comentarios:

  1. ¡Hoooola!

    Uy pues la película me suena mucho aunque no sabía que había un libro. La verdad es que no soy mucho de historias cortas y el tema que toca... uffff, lo veo muy duro, no es algo que me apetezca leer ahora mismo la verdad.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Tampoco soy de relatos pero estos están muy bien pese a la dureza de su contenido pero si no te apetecen este tipo de historias haces bien en dejarlas pasar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Holaa!! a simple vista supongo que no me hubiera llamado demasiado la atención, y aunque sea de relatos (y no me lleve bien con ese tipo de libros jaja) me lo llevo apuntado porque lo que has comentado me ha picado la curiosidad. Gracias por la entrada.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Me alegro que te hayan picado la curiosidad, son unos relatos que merecen mucho la pena y espero que los disfrutes llegado el momento.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. No soy mucho de relatos pero tienen buena pinta y me gusta lo que comentas.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo tampoco soy muy dada a leer relatos pero Los girasoles ciegos es una maravilla pese a que las historias sean duras, merecen la pena y creo que será una de mis mejores lecturas del año.
      Si te animas, ya nos contarás.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. ¡Hola! ^^
    No sé si le daré una oportunidad a este libro, porque el tema de la guerra civil/posguerra española no me atrae especialmente, y ya me cansa un poco por todas las películas que he visto. De todas formas no lo descarto, porque se nota que es un buen libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Personalmente pienso que es un libro muy bueno pero entiendo que el tema de la Guerra Civil no atraiga a todo tipo de lector, aún así, te recomendaría que le des una oportunidad.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. ¡Hola! Justo lo leí hace poco y la verdad es que me dejó destrozada, pero me encantó la prosa del autor y su forma de tratar un tema tan doloroso como lo sigue siendo hoy en día la Guerra Civil. Tengo pendiente la película :)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Coincidimos en que después de leer este libro te quedas con una desazón provocada por la dureza de los temas que trata pero, pese a todo, es una maravilla el estilo de Méndez.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Hola! Llevo ya unos cuantos años queriendo leer esta novela y aunque todavía no he sacado el momento de ponerme con ella, espero que eso pueda cambiar pronto.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Es un libro muy cortito y se lee en nada, así que, en cualquier rato se le puede hacer un hueco. Espero que lo disfrutes cuando le llegue el momento.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Este libro es una maravilla, corto pero muy intenso! Enhorabuena por la reseña.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente de acuerdo, son historias duras pero merece la pena leerlas.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  8. Holaaaa... Mira, me has hecho un gran descubrimiento. La historia, o lo que yo pensaba que era la historia de este libro, la conocía por la película. Me encantó. Pero no tenía ni idea de que era un libro de relatos, ni idea. Ni tampoco que el autor falleciera. Me has dejado Ko y creo que este libro me lo voy a comprar, nada más pise una librería. Besos

    ResponderEliminar
  9. No conocía el libro, pero me han dado unas ganas tremendas de leerlo tras leer tu reseña. Además, hace tiempo que tengo abandonado este género de los relatos.

    Un beso.

    ResponderEliminar