lunes, 29 de noviembre de 2021

Esperando una respuesta

Autor/a: Mª Ángeles Mata
Edición: 1ª ed.
Editorial: Grupo Buho
Año de edición: 2011
Número de páginas: 750
ISBN: 978-84-938166-5-0

Descubrí este libro en un mercadillo de libros de segunda mano y me llamó la atención la portada roja entre muchas otras amarillentas y ajadas. Esperando una respuesta estaba bien visible y destacaba sobre los demás, no sólo por su colorida portada si no porque estaba prácticamente nuevo: el lomo no tenía las típicas grietas de haber sido leído y las páginas continuaban blancas; daba la impresión de que su antiguo propietario ni siquiera se hubiera molestado en ojear sus hojas. Todo esto sumado a una atractiva sinopsis hizo que lo eligiera entre los demás.

La autora nos cuenta dos historias: por un lado, la de Magda en la Alemania de los años cuarenta. Una mujer capaz de hacer lo que sea necesario para descubrir qué es lo que le ha pasado a su marido, un fotógrafo de guerra que, de la noche a la mañana, deja de publicar sus fotos en el diario para el que trabaja y que le servían a Magda para saber que estaba vivo. Y, por otro, la historia de Beatriz, una anticuaria madrileña que deberá hacer frente al pasado de su madre, entere muchas otras cosas, y que tiene lugar en los años ochenta.

Ambas tramas están relacionadas entre sí por sus principales protagonistas, Magda y Beatriz, ya que son madre e hija, respectivamente, y el punto de partida para sus historias será una antigua carta que Beatriz encuentra en una antigua escribanía de su madre y cuyo contenido hará que se tambalee parte de su vida al ser de un hombre que no es su padre.

A partir de aquí se van desarrollando las dos historias llenas de intriga, espionaje, superación, celos, amor, traiciones y supervivencia a lo largo de sus más de setecientas páginas que se leen sin darse cuenta gracias al estilo sencillo y sin artificios de la autora. Ambas tramas se van intercalando para dejar al lector con ganas de saber qué les acontece a sus protagonistas en las próximas páginas. Sin embargo, los estilos son diferentes ya que la historia de Beatriz está narrada en tercera persona y la de Magda en primera y en forma de diario.

Para ser sincera tengo que decir que la historia de Magda me ha gustado muchísimo ya que se conoce el personaje en profundidad, resulta más atractivo éste y los secundarios de los que se rodea, que el de Beatriz; con menos fuerza y comportamientos adolescentes para una mujer adulta pero, repito, es mi opinión y, seguramente, otro lector se formará una opinión completamente distinta a la mía.

No obstante, he disfrutado mucho la lectura de Esperando una respuesta y me ha durado bastante menos de lo que pensaba en un principio cuando vi su volumen de páginas pero, pese a todo, no me ha parecido una lectura redonda. ¿Por qué? Porque a la historia desarrollada en los años cuarenta no le veo flecos sueltos y el final es bastante plausible cosa que a la de Beatriz sí le veo flecos que no termino de conectar entre unos hechos y otros y el final es muy laxo, precipitado y demasiado edulcorado a mi parecer. A parte de esto, no estaría de más una buena corrección ya que hay algunas erratas, faltas y expresiones un poco extrañas.

Dejando un poco de lado estas cuestiones la lectura, como decía, es agradable, ágil, y posee elementos suficientes para atraer a todo tipo de lectores.

P.S.: al tratar de buscar información sobre la autora he podido ver que éste libro se ha reeditado bajo el título de Lágrimas de amor y guerra pero, lo que más me ha llamado la atención, es que también hayan cambiado el nombre de la autora: ya no es Mª Ángeles Mata si no Marian Rivas. Curioso dato.

viernes, 19 de noviembre de 2021

Otra vuelta de tuerca

Autor/a: Henry James
Título original: The turn of the screw
Traductor/a: Antonio Desmonts
Edición: 2ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2004
Número de páginas: 203
ISBN: 84-9759-516-5

Siguiendo con el propósito de hacer incursiones en los clásicos de la literatura me he animado en esta ocasión con Otra vuelta de tuerca, considerada como la historia de fantasmas por antonomasia y de la que hay opiniones para todos los gustos.

James nos introduce en la historia a través de un grupo de personas que se ha reunido en vísperas de Navidad en un viejo caserón y, en torno al fuego, cuentas historias de apariciones en las que tuvieran como protagonistas a un niño. Uno de los invitados, Douglas, les habla de una historia en la que los protagonistas son dos niños y que nadie, excepto él, tiene conocimiento de la misma ya que fue la institutriz de aquellos menores quien le cuenta lo acontecido en la mansión de Bly.

A través de Douglas, la institutriz –de la que en ningún momento se sabe el nombre, sólo que es hija menor de un párroco de provincia- toma la palabra para contar en primera persona los hechos que vivió durante su estancia en la mansión.

Nuestra protagonista acepta el trabajo de institutriz tras entrevistarse con el tío de los niños que estarán a su cargo: Miles, de diez años, y Flora, de ocho, con la condición de no molestarle, bajo ningún concepto, con cualquier cosa que tenga que ver con sus sobrinos y siendo ella la responsable de las decisiones a tomar al respecto.

Cuando llega a la mansión de Bly el lugar no es tan lúgubre como ella pensaba pero, al caer la noche -como buena mansión victoriana que se precie-, invita a convertir cualquier ruido o sombra en algo poco natural. Al principio, todo transcurre sin incidentes; Flora es una niñita encantadora y la Sra. Grose, el ama de llaves, se convierte en su nueva confidente pero, tras las vacaciones y con la llegada de su otro pupilo, Miles –tan encantador como su hermana-, nuestra institutriz empieza a ver por la mansión a un hombre y a una mujer.

Por las descripciones de dichas personas, la Sra. Grose le confirma que son el Sr. Quint, el criado del tío de los niños, y la Srta. Jessel, la antigua institutriz. Hasta aquí, todo normal si no fuera porque ambos están muertos. Desde este momento se suceden una serie de acontecimientos que nos llevarán a un desenlace inesperado y sorprendente.

Tras leer Otra vuelta de tuerca me he quedado con una sensación de ambigüedad porque el final da lugar a que cada lector saque sus propias conclusiones al no haber ningún epílogo donde el autor aclare sus dudas, aunque, tal vez, esa fuera la intención de Henry James.

Aquí, lo importante –al menos desde mi punto de vista- no son los personajes sino la propia historia y, más aún, cómo se cuenta. Otra vuelta de tuerca tiene una carga psicológica bastante importante y James describe los lugares, los hechos y a los personajes de tal forma que el lector se mete de lleno en la historia y no sabe qué es real y qué no.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que esta historia se publicó por primera vez en 1898 y que la mentalidad de aquella época no es la de hoy en día al igual que la forma de expresarse tampoco es la misma. Digo esto porque hay temas que se tocan en el libro que nos pueden causar extrañeza como, por ejemplo, el papel de la mujer. En aquella época se nos consideraba seres inferiores que quedábamos relegados al cuidado de los hijos y de la casa –quienes se casaban- o a ejercer de institutrices –aquellas que poseían cierto nivel cultural- o costureras en el mejor de los casos. En la historia que nos atañe es la institutriz quien se encarga del cuidado y de las decisiones a tomar sobre todo lo que atañe a los niños, sin molestar al tío de los mismos. Otro tema que se trata es el de una supuesta relación incestuosa o varias, según la imaginación de cada lector, entre algunos personajes (como decía anteriormente, cada cual puede sacar sus propias conclusiones). También se trata, de forma muy superficial, el tema de la homosexualidad.

Respecto al estilo en el que está narrada Otra vuelta de tuerca y la forma de expresarse de los personajes, en mi caso, no me ha resultado fácil porque lo que se cuenta se hace de forma sesgada y enrevesada pero el lenguaje, propiamente dicho, tampoco es que sea excesivamente rimbombante.

También quisiera comentar que las novelas de terror del siglo XIX son muy distintas a las que se publican en la actualidad y puede que algunos lectores consideren esta lectura como una decepción en ese sentido pero, vuelvo a insistir, hay que tener en cuenta la época en que se publicó para no juzgar a la ligera esta historia.

Ahora bien, en qué grupo de lectores me sitúo ¿en el que han disfrutado con esta lectura o en el de aquellos a los que no le han gustado? Sinceramente, sí me ha gustado y la recomiendo porque es una lectura diferente pero que exige un poco de esfuerzo por parte del lector que, imbuido por el ambiente sugestivo que crea James, debe meterse en la historia para sacar sus propias conclusiones. También es cierto que me hubiera gustado, como decía más arriba, un epílogo ya que quedarme con la duda es algo que nunca me ha gustado.

sábado, 13 de noviembre de 2021

Empezando lectura 26

Sigo con mi propósito de perderle el miedo a los clásicos y, aunque me hubiera gustado leerlo el mes pasado, esta vez le toca el turno a Otra vuelta de tuerca de Henry James.
Otra vuelta de tuerca está considerada la historia de fantasmas por antonomasia y un hito insoslayable en la historia de la literatura universal. Protagonizada por una joven institutriz al cuidado de dos niños en una mansión victoriana, a lo largo de la narración intervienen presencias y personajes tal vez sobrenaturales. La anterior institutriz y el sirviente murieron en extrañas circunstancias. ¿Cuál es el secreto que se oculta entre los muros de la mansión?
La empecé anoche y no me dio tiempo a leer más que las primeras cuarenta páginas y ya van sucediendo cosas extrañas en la mansión. Por ahora me está gustado, a ver si continua así.

sábado, 6 de noviembre de 2021

La casa de las voces

Autor/a: Donato Carrisi
Título original: La casa delle voci
Traductor/a: Maribel Campmany
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Duomo
Año de edición: 2021
Número de páginas: 377
ISBN: 978-84-18538-13-1

Tras leer la trilogía de Marcus y Sandra, con la que disfruté como una niña con zapatos nuevos, me apetecía volver a leer algo más de Carrisi y me decanté por su última novela, La casa de las voces.

En esta ocasión Carrisi nos traslada a la ciudad de Florencia donde conoceremos a Pietro Gerber, psicólogo infantil especializado en hipnosis que trabaja para el Tribunal de Justicia de Menores.

Nada más abrir el libro nos encontramos con una niña que escucha su nombre en el silencio de la noche, al principio piensa que es la casa quien la está llamando pero vuelve a escuchar nuevamente su nombre. Avisa a sus padres y se dan cuenta de que hay alguien fuera, los extraños, y la regla número dos de esa familia es: “los extraños son el peligro”. Un comienzo inquietante que atrapa al lector para seguir leyendo y descubrir quiénes son los extraños y por qué son el peligro.

Pero no será el único enigma que nos propone el autor puesto que, por otro lado, Pietro recibe una llamada de una colega australiana para solicitarle que trate a una de sus pacientes que se encuentra en Florencia: Hanna Hall, una mujer que cree haber matado a un niño cuando era pequeña.

Como si de un ovillo se tratara, ambas historias se van a ir enmarañando hasta formar un nudo complejo y difícil de desenredar en el Pietro jugará un papel importante, y no sólo como psicólogo, pero hasta aquí os puedo contar para no dar más datos de los necesarios y picar vuestra curiosidad por lo que sucede en La casa de las voces.

Con un comienzo que descoloca al lector y una historia que se vuelve a cada página más enrevesada y desconcertante, Carrisi teje un thriller psicológico –y no una novela negra como pone en la contraportada, pero esto es una opinión totalmente subjetiva- en el que nos plantea los peligros a los que se pueden llegar a enfrentar los niños dentro de su propia familia.

Pese a que la carga psicológica tiene bastante peso en La casa de las voces también podemos observar una patina de cuento, un tanto tétrico, en el que las brujas, los fantasmas y los villanos no son lo que parecen o, ¿tal vez sí?

Aunque el peso de la trama recae sobre Pietro y Hanna, los personajes principales, también tenemos a personajes secundarios que van a tener un papel importante en el desarrollo de la historia como es Anita Baldi, la jueza de menores con la que trabaja Pietro.

Una de las cosas que me gustan de las novelas de Carrisi, a parte de sus comienzos brutales que atrapan, de la forma sencilla con la que narra y te mete de lleno en el argumento, de cómo juega con el lector engañándole hasta llegar al final en el que nada es lo que parece, es la ambientación pese a no recrearse en ella. Para quienes hemos tenido el placer de visitar Florencia reconoceremos en seguida lugares típicos como el Ponte y el Palazzo Vechio, Santa Maria Novella o el mítico Caffe Gilli que, en mi caso, siempre es un plus adicional a la lectura.

Aunque el final te lo ves venir, si has estado atento a lo que te cuentan los personajes, no le resta importancia a ese punto de sorpresa que ya habías intuito y todo cobra sentido aunque sí me hubiera gustado que hubiese un epílogo en el que se contase qué pasa con Pietro una vez que todo se aclara.

Por lo demás es una novela que se lee en nada ya que los capítulos son cortos, la letra generosa y se dosifica la intriga para que quieras seguir leyendo, así que, es una buena lectura para quienes gustamos de thriller psicológicos.

Por último me gustaría agradecer a Babelio y a la editorial Duomo el habarme facilitado la lectura de La casa de las voces.

Cito una frase de la novela que es bastante demoledora: “Para un niño, la familia es el lugar más seguro de la tierra. O el más peligroso”.


jueves, 21 de octubre de 2021

Book tag 12: Truco o trato

Supongo que todos tenemos rachas de apatía lectora y que, con tiempo y el libro adecuado, terminan pasando. También estoy un tanto apática en lo que a las reseñas se refiere, ya se me acumulan tres, pero la sobrecarga de trabajo tampoco contribuye a que saque ganas para escribirlas y, a fin de cuentas, Librópolis es un pasatiempo y no una obligación.

Mientras vuelvo a mi rutina lectora os dejo con un booktag, muy adecuado para estas fechas halloweenescas, que vi en el blog de Cartas a Eliza.

En lo que llevamos de año, ¿cuántos libros de terror has leído?
Reconozco que soy muy poco dada a leer este género y, de momento, no he leído ningún libro de terror pero aún queda año para ponerle remedio.

¿Cuántos libros de terror tienes en tu estantería?
Solamente tres: Katu beltza (El gato negro), La maldición de Hill House y Otra vuelta de tuerca.

Portada más terrorífica que hayas visto o tengas
La de El pozo y el péndulo y otros cuentos de terror de Edgar Allan Poe, hay varias portadas pero la de la editorial Del Fondo Editorial me da muy mal rollo. La podéis ver aquí

Libro de terror favorito
Hasta el momento, El gato negro de Edgar Allan Poe

¿Qué idea te atrae más para hacer la noche de Halloween: ver películas de miedo, salir de fiesta con amigos, ir a pedir caramelos o leer un libro?
Salir de fiesta con la cuadrilla, no me lo tengo que pensar mucho, aunque como haga frío tampoco le haría ascos a quedarme en casa leyendo.

En una fiesta de Halloween, ¿quiénes serían tus invitados?
La bruja mala del Oeste, El jinete sin cabeza, Jack Torrance, Norman Bates y Lestat

Si pudieras elegir un/a autor/a con quien ir de puerta en puerta haciendo “truco o trato” ¿a quién escogerías?
A Donato Carrisi, no es autor de terror pero seguro que me contaría alguna historia que me pondría los pelos de punta

¿Qué brujo/a o mago/a te ayudaría a hacer un hechizo o poción para leer más rápido?
Minerva McGonogall, no he leído los libros de J.K. Rowling pero sí he visto las películas y seguro que haría un hechizo poderoso

Libro que te llevarías a la tumba
No creo que me hicieran mucha falta pero me llevaría mi colección de cómics de Asterix y Obelix

Libro que le tirarías a un zombi
El primero que me viene a la cabeza es La sombra de la sirena de Camila Läckberg, que recuerde ahora mismo es el peor libro que he leído, no hay por donde cogerlo.

Mundo literario peligroso donde irías a pasar Halloween
El inventado por Stephen King y llevado a la pantalla por Kubrick: al Hotel Overlook, ¿dónde si no?

Hasta aquí el booktag, espero que os haya entretenido un rato.

martes, 5 de octubre de 2021

Un saco de canicas

Autor/a: Joseph Joffo
Título original: Un sac de billes
Traductor/a: Lluis Maria Todó
Edición: 6ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2010
Número de páginas: 290
ISBN: 978-84-9759-568-1

Desde que vi en la biblioteca Un saco de canicas me llamó la atención la historia que encerraban sus páginas, una historia contada en primera persona por el propio autor sobre su infancia en Francia.

Viajamos al pasado, concretamente al París ocupado por los nazis en 1941 y a una modesta peluquería propiedad de la familia Joffo. Sin embargo, no es una peluquería cualquiera ya que sus propietarios son judíos.

El día que el pequeño Joseph y su hermano Maurice van a la escuela con la estrella de David cosida en sus chaquetas, Zeneti, el mejor amigo de Joseph, piensa que es una condecoración pero el resto de compañeros saben que es la marca que distingue a los judíos de quienes no lo son y por ello se convierten en el blanco de sus burlas y palizas.

Cuando llegan a casa magullados sus padres saben que no pueden dilatar por más tiempo su partida y esa misma noche, tras despedirse de ellos, los pequeños se marchan de París cargando con sus zurrones para ir a reunirse con sus hermanos mayores en Menton. Desde ese momento Joseph y Maurice deben sobrevivir solos en un mundo de locos en el que la astucia debe primar por encima de todo.

Tras un largo viaje los pequeños logran reunirse con sus hermanos y, más tarde, con sus padres en Niza. Allí viven tranquilos hasta que la presencia de la Gestapo les obliga a separarse nuevamente.

Por este periplo de huidas, Jo y Maurice van dejando su infancia atrás cuando aún deberían estar jugando a las canicas y no ingeniándoselas sobre cómo cambiar tomates y aceite por otros productos que les permitan comer día a día.

La picaresca, unida a la suerte, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte y de ella se tendrán que valer los hermanos Joffo para superar la investigación de la Gestapo cuando son atrapados en uno de sus intercambios de comida. ¿Lograrán Jo y Maurice salir indemnes de Gestapo? ¿Qué sucede con el resto de la familia? ¿Volverán a reunirse todos juntos?

Lo que más me ha gustado es saber que la historia de Joseph Joffo es real, que el autor es el pequeño que tiene que sobrevivir junto a su hermano Maurice. También la sencillez con la que está escrita y la ausencia de rencor que invita a reflexionar.

Libros sobre la II Guerra Mundial hay muchos pero Un saco de canicas tiene ese halo de cuento en el que siempre ganan los buenos. Un libro muy recomendable que se lee en un par de tardes porque la historia atrapa de principio a fin y no puedes dejar de leer esta historia que, aunque es triste por todas las vivencias que se narran, también tiene su lado positivo y su toque de inocencia.

Portada:https://imagessl1.casadellibro.com/a/l/t0/81/9788497595681.jpg

martes, 28 de septiembre de 2021

Yo, Claudio

Autor/a: Robert Graves
Título original: I, Claudius
Traductor/a: Floreal Mazía
Editorial: Alianza
Edición: 4ª ed.
Año de edición: 2020
Número de páginas: 584
ISBN: 978-84-206-8985-2
Bilogía: Claudio 1 

Esta novela de Robert Graves está considerada como una de las mejores sobre la antigua Roma y fue galardonada con el premio James Tait Black de ficción en 1936, premio que otorga la Universidad de Edimburgo durante el Festival Internacional del libro de dicha ciudad.

Nada más comenzar la lectura nos encontramos con unas notas del autor, de las que hablaré más adelante, para dar paso a la narración en sí misma y será Tiberio Claudio Druso Nerón Germánico, más conocido por Claudio, quien nos narre en primera persona los acontecimientos que irán sucediendo a lo largo de las páginas. Así seremos testigos de hechos y personajes históricos, algunos bastante ficcionados desde mi punto de vista, que abarca desde el año 10 a.C. (año de nacimiento de Claudio) hasta el 41 d.C en el que es proclamo emperador.

Conoceremos a miembros de la dinastía Julio-Claudia como el emperador Augusto, Livia Drusila, a Tiberio, Julia, Germánico, Agripina, Calígula, Antonia la menor y Livila, entre otros y, como no podía ser de otro modo, al propio Claudio que fue despreciado por su propia familia por sus defectos físicos (cojeaba, tenía tendencia a tartamudear y su propia madre lo consideraba un monstruo) hasta el punto de considerarle no apto para desempeñar cargos públicos y, sin embargo, fue un historiador meticuloso.

Uno de los temas principales que se puede observar en Yo, Claudio –a parte de un importante repaso sobre la dinastía Julio-Claudia en la que hay desde confabulaciones, asesinatos, manipulación y un largo etcétera- es el conflicto entre la Roma imperial o la Roma republicana. Por un lado tenemos a Augusto y Claudio que defendían los valores y libertades de la república pese a la inestabilidad y las guerras civiles y, por otro, a Livia –tercera esposa del emperador Augusto- que defendía férreamente la forma imperial puesto que mantenía el orden y la paz. También se nos muestra las costumbres de la época, la cultura imperante pero, sobre todo, la religión y los dioses es otro punto que cobra relevancia así como la creencia en las profecías y los oráculos.

Una de las cosas que me llama la atención cuando leo una novela sobre la antigua Roma es el papel de la mujer; por lo general, quedan relegadas a un segundo plano y se limitan a decir que es la mujer, hija, madre de y suelen mostrarnos unos personajes bastante pasivos aunque, por suerte, cada vez hay más libros en los que se nos muestras personajes femeninos poderosos porque haberlos los hubo.

En Yo, Claudio el personaje femenino por excelencia es Livia Drusila pero Graves nos la muestra como un personaje frío y calculador que gobernó Roma a la sombra de Augusto y a la que no le tiembla el pulso a la hora de hacer lo que sea necesario para lograr que su hijo Tiberio se convierta en el próximo emperador tras la muerte de Augusto. Uno de los personajes más potentes e interesantes de todo el libro, desde mi punto de vista.

Pese a que estamos ante una novela de ficción histórica Graves se basó en Suetonio, Plutarco y Tácito para escribir Yo, Claudio y aunque sí se reflejan hechos históricos reales también hay partes poco realistas o más fantasiosas de lo que fueron en realidad como, por ejemplo, la imagen benévola que nos muestra de Claudio o el retrato de una auténtica harpía que hace de Livia Drusila; ni los buenos eran tan buenos ni los malos tan malos.

Algo que he echado en falta es más profundidad en las batallas –con las que disfruto como una niña con zapatos nuevos- y, aunque sí se hace referencia a las acontecidas en Germania, se me han quedado muy cortas. En lo que no se queda corto es en la cantidad de datos históricos así como en las descripciones con las que he disfrutado mucho, sin embargo, el ritmo narrativo se me ha hecho lento en ocasiones a lo que, quizá, haya contribuido el estilo tan cuidado de Graves.

Puedo decir que sí me ha gustado y he disfrutado con la lectura de Yo, Claudio pero me ha chirriado que no se haga referencia a los nombres geográficos por su expresión latina, así como en los nombres propios de los personajes o con los términos militares. El autor lo aclara en sus notas al comienzo del libro diciendo que lo hace por familiaridad pero, personalmente, me gusta leer los términos en latín y creo que se podría haber contentado a todo el mundo con unas simples notas a pie de página; cuestión de gustos, está claro.

Por último, no recomendaría este libro a todo el mundo; no porque sea malo, ni mucho menos, si no porque hay demasiados datos históricos y puede resultar una lectura densa e incluso tediosa para algunos lectores.

martes, 21 de septiembre de 2021

Empezando lectura 25


Entre los propósitos lectores para este 2021 está el de sacar de las estanterías libros que llevan años esperando a ser leídos y La hermandad de John Grisham lleva la friolera de veintiún años esperando a que me digne a leerlo (suelo anotar, con lápiz, la fecha de compra). Os dejo la sinopsis:
Trumble es una prisión federal de régimen especial, el hogar de una serie de criminales que podrían ser calificados de inofensivos: ladrones de bancos, traficantes de droga, estafadores, evasores de impuestos, un médico, cinco abogados, dos tipos de Wall Street… Y tres ex jueces. Tres hombres a quienes les une el hecho de haber sido testigos de su propia caída. Se hacen llamar La Hermandad y dedican la mayor parte de su tiempo al chantaje por correo. Todo parece ir sobre ruedas, hasta el día en que la artimaña se vuelve contra ellos: una de las víctimas es una persona con quien habría sido mejor no involucrarse.
No pinta mal, ¿habéis leído éste u otro libro del autor?

viernes, 3 de septiembre de 2021

Por fin es viernes 21



Como dice la letra de la canción que os traigo hoy: I’m feeling good porque por fin es viernes y en unas horas empiezan mis vacaciones, quince días para desconectar y disfrutar.

Pero volvamos al tema musical, seguramente os suene esta canción que Michael Bublé versionó –maravillosamente- en 2005 para su álbum It’s time pero la original data de 1964 y fue creada por Anthony Newley y Leslie Bricusse para el musical The roar of the greasepaint. Desde entonces ha sido versionada por muchos artistas; si os gusta el jazz las versiones de John Coltraine o Nina Simone son magistrales pero si sois más de rock las de Muse y Joe Bonamassa os llamarán la atención, si preferís algo más “tranquilo” la de Avicii, EELS o Ed Sheeran os podrían gustar o, quizá, la de George Michael.

Como veis hay versiones para todos los gustos y éstas que os comento son sólo unas pocas porque, por haber, hay muchas más. Personalmente, me quedo con la Nina Simone y ésta de Michel Bublé, a lo James Bond. 

jueves, 26 de agosto de 2021

Los siete maridos de Evelyn Hugo

Autor/a: Taylor Jenkins Reid
Título original: The seven husband of Evelyn Hugo
Traductor/a: Nora Inés Escoms
Editorial: Umbriel
Edición: 5ª ed.
Año de edición: 2020
Número de páginas: 384
ISBN: 9788416517275

Hay veces que salir de tu zona de confort puede depararte sorpresas agradables y, otras, no tanto. Cuando vi por primera vez este libro no me llamó nada la atención pero, a medida que fui leyendo reseñas, me picó la curiosidad porque las críticas eran bastante positivas. Así que, finalmente, me animé a darle una oportunidad a Los siete maridos de Evelyn Hugo, mi primera toma de contacto con la obra de Taylor Jenkins Reid.

Pese a que la protagonista indiscutible es Evelyn Hugo a quien vamos a conocer en primer lugar es a Monique Grant, una periodista que no está en su mejor momento, puesto que está en plena separación del que fue su marido, y en lo laboral tampoco es que haya despuntado especialmente en su carrera pero sigue esperando ese artículo que la haga destacar. Quizá su oportunidad está más cerca de lo que ella cree puesto que, un día, su jefa la hace llamar para decirle que Evelyn Hugo, la estrella de Hollywood de los años sesenta, la ha escogido para que escriba su biografía pero, ¿por qué elegir a una periodista prácticamente desconocida cuando se puede elegir a alguien de renombre? Evelyn escoge a Monique por un motivo concreto pero no lo conoceremos hasta, prácticamente, el final del libro.

Tras llevar años retirada del mundo de la farándula y haber recibido propuestas para contar su historia será ahora, a sus setenta y nueve años, cuando Evelyn decide contar su vida desde su infancia en Brooklyn hasta el momento actual. Así será como conozcamos a Evelyn Herrera, una hija de emigrantes cubanos que no tuvo una adolescencia nada fácil, y que a los trece años descubre el poder de su atractivo físico y no duda en usarlo en su propio beneficio.

A lo largo de sus siete matrimonios iremos conociendo cómo Evelyn Herrera se convierte en Evelyn Hugo, la diva de los años dorados de la meca del cine, y hará todo lo que sea necesario para conseguir sus objetivos.

Los siete maridos de Evelyn Hugo es una historia potente, sobre todo por su personaje principal, Evelyn, que eclipsa todo lo que la rodea y cuando su historia se alternaba con la de Monique estaba deseando que ésas páginas pasaran rápido para volver a centrarme es su historia. Reid crea un personaje que se hace a sí mismo, fuerte, con mucha personalidad pero también con sus luces y sus sombras.

Pese a que Evelyn es el epicentro de la trama también tenemos personajes secundarios importantes y bien perfilados, entre ellos –a parte de Monique- están Harry, uno de los maridos de Evelyn, y Celia St. James que también tiene un papel importante en el devenir de la historia pero os dejo con la intriga.

Una de las cosas que más me ha gustado de esta lectura, a parte de los personajes, es que la autora toca temas muy interesantes a la par que delicados; entre ellos, están los malos tratos, la homofobia, el racismo y el papel de la mujer en aquellos años. También hace un repaso al mundo del cine de aquella época y lo que se esconde entre bambalinas.

Otro punto a destacar, a mi parecer, es el gran amor de Evelyn que no fue ninguno de sus siete maridos. Una historia muy bien llevada, con sus tiras y aflojas, que es uno de los puntos claves de toda la novela y que en aquella época hubiera supuesto todo un escándalo (otra cosa más para picar vuestra curiosidad).

Respecto al final me ha dejado una sensación un poco agridulce porque, aunque el final en sí mismo me ha gustado y parecido correcto para cómo se ha ido desarrollando la historia, conocer el motivo por el que Evelyn elige a Monique para que escriba su biografía me ha resultado poco plausible y traído un poco por los pelos pero es una opinión totalmente personal.

Estructurado en siete partes, una para cada marido, y con una narración sencilla y sin artificios Reid crea una novela muy fácil de leer y con un buen ritmo lector que engancha de principio a fin y, según he leído, se inspiró en actrices como Elizabeth Taylor (se casó en ocho ocasiones con siete maridos diferentes, dos veces con Richard Burton), en Ava Gardner (que contó los secretos de su vida a un periodista) y en Rita Hayworth (por sus orígenes latinos, fue hija de padre sevillano).

domingo, 22 de agosto de 2021

Libropolis. Tres años después


Pese al traslado y la mudanza de principios de año, la apatía lectora y otras cuestiones personales, Libropolis continúa su andadura –a trancas y barrancas- y, por tercer año consecutivo, seguimos compartiendo nuevas lecturas, descubriendo nuevos autores /as y espero que, también, ratos agradables.

Durante este tiempo muchas de vosotras seguís estando ahí, hay gente que se ha ido y otros que han ido llegando pero gracias a todas/os y a cada una/o de vosotras/os por haberme descubiertos nuevos géneros, por animarme a leer lecturas que quizá por mí misma no me habría animado a descubrir y, sobre todo, por dedicar un rato de vuestro tiempo a pasaros por este rincón.

Mil gracias.

miércoles, 18 de agosto de 2021

Book tag 11: Los derechos del lector


Mientras me pongo al día con las reseñas pendientes os dejo este book tag que tal vez ya conozcáis. En mi caso se lo vi a Señora Literaria pero el original es de La cueva de Charles. Aclarado los derechos de autoria nos ponemos en faena.

Derecho a no leer: Libro que no has leído pero cuya adaptación de cine te encanta
El pianista de Roman Polanski es una película que me encanta y Adrian Brody está espectacular en el papel de Wladyslaw Szpilman. El libro en el que se basa es El pianista del gueto de Varsovia de, valga la redundancia, Wladyslaw Szpilman pero me da mucha pereza ponerme con su lectura y no sé hasta que punto la versión cinematográfica es fiel al libro.

Derecho a saltarse páginas: Libro que hayas buscado sólo lo interesante
El primero que me viene a la cabeza es No eres mi tipo de Chloe Santana, libro –desde mi punto de vista- plagado de clichés que me aburrió por lo predecible que es y en el que lo único que destaco son las “conversaciones” que mantiene la protagonista con su diario pero este tipo de libros tampoco me entusiasma, así que, nada, lo predecible lo leí por aquí pasó María.

Derecho a no terminar un libro: Libro que hayas dejado a medias
Soy bastante cabezota y no me gusta abandonar una lectura pero, como ya he comentado, abandoné en su momento El nombre de la rosa de Umberto Eco y a punto he estado de abandonar La sombra de la sirena de Camila Läckberg hace no mucho.
Con el de Eco me animé a leerlo años después y, sintiéndolo mucho, no me gustó nada de nada; se me hizo una lectura tediosa, excesivamente descriptiva y terminó aburriéndome.
Debería tener menos remordimientos de conciencia y abandonar más lecturas.

Derecho a releer: Libro que hayas leído varias veces
La bruja Mon de Pilar Mateos, mi libro favorito de cuanto era pequeña que he releído ni sé las veces; la última, cuando lo encontré en la anterior mudanza. Son cuatro historietas muy divertidas que tienen a una bruja cascarrabias como protagonista pero a la que las cosas no le salen como ella quiere.

Derecho a leer cualquier cosa: Un libro con no muy buena reputación que hayas leído y te haya gustado
Mi grado de masoquismo tiene su límite y, si un libro no lo ponen muy bien, suelo dejar pasar cuando hay unanimidad de criterio pese que me hubiera llamado, a priori, la atención así que no tengo ningún libro para incluir aquí.

Derecho al bovarismo: Un libro con el que hayas “fangirleado” demasiado en tu juventud
La firma o La tapadera de John Grisham. Este libro me lo recomendó mi amatxu (mi madre) e íbamos comentándolo según lo iba leyendo, recuerdo que lo leí en nada pero estuvimos las dos hablando sobre él varios días.

Derecho a leer en cualquier lugar: Lugar más extraño o peligroso en el que hayas leído alguna vez
Soy de leer en cualquier parte y siempre llevo un libro encima. El sitio más rato ha sido en la cola del baño del Anfiteatro Flavio (Coliseo), creo que había hasta lista de espera, así que saqué el ebook y a leer.

Derecho a hojear: Libro que hojees constantemente
Il cucchiaio d'argento (La cuchara de plata) es un libro de recetas tradicionales de la cocina italiana. Me lo regalaron cuando vivía en Italia y, de lo manoseado que lo tengo, se le han desprendido algunas páginas.

Derecho a leer en voz alta: Un libro que te gusta leer en voz alta
No me gusta leer en voz alta porque me desconcentra mucho pero sí me gusta leerle cuentos a mi sobrino y soy de poner diferentes voces a los personajes. No sé quién de los dos disfruta más.
Nuestro último libro "favorito" (vamos cambiando según los gustos de mi sobrino) es El capitán Hugo y los piratas de Peter Bently e ilustrado por Helen Oxenbury. Un libro de aventuras protagonizado por tres niños que convierten un día de playa en una estupenda aventura pirata, con tormentas y todo.

Derecho a callarnos: Un libro que no sepas ni quieras explicar por qué te gusta tanto
Si un libro me gusta explico lo que haga falta pero sí que es cierto que hay libros a los que, por mucho que se diga sobre ellos, no se les hace justicia. Con los últimos que me ha pasado esto son Los girasoles ciegos de Alberto Méndez y El chico de las bobinas de Pere Cervantes.

Hasta aquí el book tag de hoy, espero que os haya entretenido un rato.

martes, 10 de agosto de 2021

Al acecho

Autor/a: Noemí Sabugal
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Sevilla
Editorial: Algaida
Año de edición: 2013
Número de páginas: 434
ISBN: 978-84-9877-828-1

Cuando se publicó Al acecho en 2013 no paraba de leer reseñas sobre la joya que era éste libro, la maravillosa prosa de la autora y que había sido galardonado con el XXXI Premio de Novela Felipe Trigo, entre muchas otras cosas, y decidí comprarlo pero, a la vista está, otras lecturas fueron relegándolo al ostracismo de la estantería hasta que por fin le ha llegado el turno.

Sabugal nos traslada al Madrid de 1936, concretamente a los meses previos de la Guerra Civil, donde la ciudad vive convulsa por los acontecimientos políticos que crispan los ánimos de quienes la habitan. Una ciudad gris, donde los atentados y enfrentamientos son el preludio del golpe militar contra el gobierno de la Segunda República y la antesala de una guerra que dejó un país sembrado de muerte, terror y miedo durante tres años.

En este escenario donde el hombre acecha al hombre, el inspector del Cuerpo de Investigación y Vigilancia, Julián Fierro, se enfrentará a la investigación de tres asesinatos en los que las víctimas son niñas que aparecen estranguladas y cuyos cadáveres presentan un decoro inusual al estar sus lazos perfectamente anudados sobre el cabello, sus manos cruzadas sobre el regazo y los vestidos bien estirados sobre las piernas.

La autora recrea en Fierro a un hombre desencantado de la vida que no toma partido por nada ni nadie, que tiene sus propias reglas y se comporta como un canalla haciendo uso y abuso del poder que le otorga su puesto. A fin de cuentas, un personaje bastante real, como también lo es Adela –la mujer con la que Fierro mantiene una relación y de la cual no está enamorado-, una exprostituta que trata de dejar atrás su pasado pero en cuyo foro interno no se ve como una mujer decente, o Concha, madre de Fierro y devota creyente que quiere que su hijo siente la cabeza.

Así pues, tenemos un escenario magníficamente recreado, una ambientación histórica muy detallada y unos personajes totalmente creíbles que podrían hacer las delicias de quienes gustamos de la novela policial. Sin embargo, la investigación de los asesinatos es algo secundario puesto que el eje central de Al acecho es la recreación histórica de la ciudad de Madrid en los meses previos a la Guerra civil y esto ha hecho que no me termine de gustar.

Con esto no quiero decir que sea una mala lectura, ni mucho menos. Es una obra bien escrita en la que Sabugal demuestra un dominio del lenguaje con una prosa en muchas ocasiones poética y en la que el trabajo de investigación se aprecia en la cantidad de datos y personajes históricos que pueblan las páginas, así como en los recortes de periódicos de la época que le dan más realismo y ayudan al lector a trasladarse al Madrid del 36. Pero el ritmo lento, demasiado pausado para mi gusto, me ha resultado un tanto aburrido y las páginas se me hacían cuesta arriba a medida que iba avanzando en la lectura.

Sinceramente, hubiera preferido una novela con mucha más acción en la que la investigación de los asesinatos tuviera mayor peso puesto que, cuando me animé a hacerme con el libro, creía que era lo que iba a encontrar en esta lectura pero no ha sido el caso.

Así que, quien quiera adentrarse en las páginas de Al acecho y espere una novela policial la encontrará, sí, pero que tenga en cuenta que el peso de la acción no recae en la resolución de los crímenes ni en el porqué de los mismos.

Portada: http://4.bp.blogspot.com/-btef0F3QC7Q/Ucako0JRdkI/AAAAAAAAPCc/fkrOp76IQxs/s1600/descarga.jpg

jueves, 29 de julio de 2021

Empezando lectura 24

Que me gustan las novelas de romanos no es nada nuevo a estas alturas y, aunque aún no he terminado la bilogía de Julia Domna ni la trilogía de Trajano, me meto con una nueva bilogía que quería leer desde hace tiempo: Claudio de Robert Graves. Así que, aquí estoy con la primera parte, Yo, Claudio para viajar a los primeros años del Imperio Romano.
“Llegado a los últimos años de su vida y temeroso de caer asesinado víctima de una conspiración, el emperador Claudio (o" Clau-Clau-Claudio", o" Claudio el idiota") decide consignar por escrito su larga y azarosa vida desde los días en que gobernaba su tío abuelo Augusto, a cuya sombra su esposa Livia movía los hilos del poder. En esta novela inolvidable vemos desfilar delante de nosotros todo el esplendor y miseria de los primeros años del Imperio Romano, embarcado muy pronto en una espiral de conspiraciones, crueldad y violencia bajo los reinados del taciturno Tiberio y del extravagante Calígula. Lectura apasionante desde su primera línea," Yo, Claudio" es sin duda una de las cinco mejores novelas históricas de todos los tiempos”.
De momento he leído una tercera parte y me está entreteniendo bastante, veremos a ver si es merecida la fama que tiene o es una novela sobre valorada.

¿Habéis leído ésta novela u otra sobre la antigua Roma? Si es así, cuál es vuestra opinión y cuál me recomendáis.

sábado, 17 de julio de 2021

La sombra de la sirena

Autor: Camila Läckberg
Título original: The drowning
Traductor/a: Carmen Montes Cano
Editorial: Maeva
Edición: 1ª ed.
Año de edición: 2012
Número de páginas: 441
ISBN: 978-84-15532-00-2
Serie: Los crímenes de Fjälbacka 6

Cuando empecé a leer Los crímenes de Fjälbacka pensé que me encontraría ante una serie con un nivel de atracción lectora más o menos constante pero, a medida que he ido leyendo los libros, puedo decir que adentrarse en su lectura es similar a subirse a una montaña rusa ya que hay entregas que enganchan desde el principio y se lee con ganas y otras, por el contrario, que son –desde mi punto de vista- tediosas.

La sombra de la sirena tiene un comienzo muy prometedor para quienes gustamos de historias policíacas ya que Läckberg nos pone en bandeja el asesinato a cuchilladas de un hombre –del que no sabemos nada- a manos de una mujer de pelo largo y oscuro. Por otro lado, Patrick Hedström tiene que investigar la desaparición de Magnus Kjellner, un padre de familia con una vida normal y corriente, pero éstos no serán los únicos hilos argumentales que nos plantea la autora ya que también tenemos a Christian Thydell, un autor novel que acaba de publicar su primera novela, quien lleva más de un año recibiendo cartas amenazadoras y, como no podía ser de otro modo en esta serie de libros, tenemos una historia que acontece en el pasado donde un niño adoptado no quiere defraudar a su nueva madre.

Cuando leí las primera páginas pensé que sería una lectura que me engancharía porque, a priori, el misterioso asesinato me intrigaba pero, a medida que iba avanzando en la lectura y se iban introduciendo los demás hechos, me parecía una mezcolanza que no había por donde cogerla; un batiburrillo de personajes y de hechos, sin pies ni cabeza, que cada vez se va enredando más y más y que hasta el último tercio de libro Läckberg no va dando pistas para que el lector vea la luz al final del túnel.

Si en otras entregas la mezcla de tramas ha funcionado bien en esta ocasión, desde mi punto de vista, se le va de las manos tratando de rizar el rizo para jugar al despiste con el lector pero no funciona en absoluto. Lo único que ha conseguido es una historia que va de más a menos y que, en ciertos momentos, hastía y dan ganas de abandonar su lectura y no será hasta el final donde despierte de nuevo el interés.

Un final, por cierto, excesivamente cruel con una de las víctimas y que ha conseguido ponerme de mala leche puesto que, a parte de ser rocambolesco, la resolución y justificación del mismo me han resultado inverosímiles.

Lo único interesante, y tampoco demasiado, es ver la evolución de los personajes de Erika y Patrick así como sus miedos ante la nueva situación familiar que se les plantea. También me ha gustado la evolución positiva que tiene Gösta y sigo pensando que el personaje de Mellberg es totalmente prescindible puesto que no aporta nada a la historia.

Cierto es que su estilo sigue siendo sencillo y sin artificios y las descripciones muy visuales, también está muy presente la crítica social sobre el daño que se le puede llegar a infligir a los niños y cómo afecta a su posterior desarrollo. Läckberg continúa con la misma fórmula que tan buenos resultados le ha dado pero cuando se estira demasiado un chicle se termina rompiendo y, desde un punto de vista totalmente subjetivo, La sombra de la sirena es el libro que menos me ha gustado de todos los que llevo leídos. Es más, pese a que en las últimas páginas te lanza el cebo picando la curiosidad para que leas la siguiente entrega, no sé si me animaré a leer Los vigilantes del faro porque muchas ganas no me han quedado.

martes, 13 de julio de 2021

Cada día, cada hora

Autor/a: Natasa Dragnic
Título original: Jeden Tag, jede Stunde
Traductor/a: María José Díez Pérez
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2012
Número de páginas: 283

Quienes soléis pasaros con cierta asiduidad por el blog os habréis dado cuenta que las novelas románticas no son lo mío pero tenía ganas de salir de mi zona de confort para ver si me reconcilio con este tipo de libros y, entre los que vi en la biblioteca, Cada día, cada hora fue el que más me llamó la atención de todos aunque, siendo sincera, mis "prejuicios" hacían que ninguno de los títulos me resultase atractivo.

Cada día, cada hora es la primera novela de la escritora croata Natasa Dragnic en la cual nos relata la historia de amor entre Dora y Luka. Todo comienza en Makarska, un precioso pueblo de la costa croata, cuando las miradas de los protagonistas se cruzan el primer día que ella acude al parvulario. Desde ese momento los niños se hacen inseparables y forman la pareja perfecta pero todo se trunca cuando Dora y su familia se trasladan a París.

Tendrán que pasar dieciséis años para que vuelvan a reencontrarse en una galería de la ciudad de la luz y retomen su historia de amor, ya que jamás han sido capaces de olvidarse mutuamente. Sin embargo, durante el tiempo que estuvieron separados tanto Luka como Dora continuaron con sus vidas y será, precisamente, una tercera persona la clave decisiva en el futuro de su relación.

Quién es esa persona y por qué es tan importante en la historia os dejo que lo descubráis vosotros si os animáis a leer Cada día, cada hora.

Como veis es una novela romántica en toda regla (o eso me ha parecido a mi) y aunque he dejado de lado mis “prejuicios” hacia este tipo de lecturas no he conseguido reconciliarme con este género. ¿Por qué? Principalmente porque el estilo de la autora no me ha gustado, pese a ser sencillo y sin artificios me ha resultado simple y que se repitan frases y párrafos en muchas ocasiones ha hecho que su lectura me aburra.

Otro motivo ha sido que no he logrado empatizar con los personaje de Dora y Luka; él me ha parecido un cobarde que no es capaz de tomar una decisión en los momentos críticos y ella, pese a ser un personaje con fuerza y sentimiento, me ha resultado un tanto pedante.

Pese a que mi opinión no es muy favorable creo que puede hacer las delicias de muchos otros lectores a los que les guste este tipo de novelas. Por mi parte, me quedo con los versos de Neruda que salpican las páginas de esta novela y con los escenarios donde se desarrolla la trama.

jueves, 1 de julio de 2021

Ciudad de cristal

Autor/a: Paul Auster
Título original: City of glass
Traductor/a: Maribel de Juan
Edición: 13ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Anagrama
Año de edición: 2008
Número de páginas: 163
ISBN: 978-84-339-1476-7
Trilogía: Nueva York 1

Ciudad de cristal forma parte, junto a Fantasmas y La habitación cerrada, de la denominada trilogía de Nueva York por ser ésta ciudad donde se desarrolla la trama de los tres libros y por compartir el género detectivesco.

Cuando leí la contraportada me imaginé una historia al estilo de las de Hammett o Chandler y cuál fue mi sorpresa al darme cuenta que ésta no es una historia de detectives al uso.

Todo comienza cuando Quinn recibe varias llamadas en plena noche confundiéndole con el detective Paul Auster. Una de esas noches, Quinn se hace pasar por Auster cuando el interlocutor llama de nuevo y decide concertar una cita con él.

Es así como Quinn conoce a Peter Stillman y su historia, de cómo su padre decidió encerrarlo en una oscura habitación cuando tan solo era un niño para que pudiera hablar la lengua primigenia, aquella que los hombres olvidaron cuando se construyó la Torre de Babel. Pero los planes de su padre se ven truncados al producirse un incendio en la vivienda y las autoridades rescatan a Peter, ingresándole en una institución y encerrando a su padre en un manicomio del que está a punto de salir.


Quinn se sumerge, y nosotros con él, en una investigación llena de elucubraciones más allá de la coherencia donde todos se convierten en cazadores y presas al mismo tiempo.

Ciudad de cristal es una novela cortita, con una prosa muy rica en matices, pero llena de sorpresas y referencias a otras obras literarias como Alicia en el país de las maravillas o El Quijote donde, al igual que éstas, nada es lo que parece.

Después de leerla me he quedado con la sensación de que es el libro más extraño y surrealista que he leído en mucho tiempo pero lo que más me ha sorprendido es saber que fue el propio escritor quien recibió una llamada equivocada donde preguntaban por una agencia de detectives y, de ahí, surgió la idea de escribir este libro.

Por último, comentar que los amantes del cómic también pueden disfrutar de esta obra gracias a la adaptación que hicieron David Mazzucchelli (trabajó para Marvel) y Paul Karasik.

Portada: https://4.bp.blogspot.com/__axe1z8fC7Y/S7zPbTzIkzI/AAAAAAAABnc/spm5e9JgFHM/s320/Ciudad-de-cristal.jpg
Imagen: http://anuevayork.s3-eu-west-1.amazonaws.com/wp-content/uploads/2016/03/31122828/Excursiones-Nueva-York-Tour-Water-Taxi-rios-Brooklyn-Bridge.jpg

viernes, 25 de junio de 2021

Book tag 10: Book tag del verano



Mientras sigo intentando continuar con la lectura de La sombra de la sirena de Camila Läckberg os dejo con este book tag veraniego que vi en el canal de Mikey F. Comenzamos.

El sol, pero el de la mañana: Qué libro tenías ganas de leer sólo con ver la portada
Las tres heridas de Paloma Sánchez-Garnica, precisamente lo compré en 2013 porque me llamó la atención la portada tipo años cuarenta pero no fue hasta el año pasado que me animé a leerlo y me encantó, lectura muy recomendable.

Chapuzón en el mar o en la piscina: Lectura que te haya sacado de tu zona de confort
Pues, aunque suene raro, fue un relato de Federico Moccia titulado El paseo y que nada tiene que ver con lo que suele escribir este autor. Es una historia intimista, personal, entrañable que me picó la curiosidad por los relatos y, pese a que no suelo leer muchos, me gusta leer alguno que otro de vez en cuando. El último ha sido Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, una joya.

La fruta del verano: Un libro para leer en verano
Soy lectora que lee lo que le apetece sin importarle la época del año; que me llama la atención un libro navideño en pleno agosto… pues lo leo, pero sí reconozco que con el calor suelo buscar lecturas algo más ligeras y divertidas tipo Wilt o La conjura de los necios.

Helados y granizados: Un libro que te haya dejado helada
Más que helada diría un poco indiferente y fue con mi última lectura, La virgen negra de Ilaria Tuti. Tiene una premisa buena y muy original pero, como ya comenté, el ritmo es lento y le sobran páginas.

Los días más largos: Un libro que hubieses querido que fuera más largo
Aunque tiene más de quinientas páginas no me hubiera importado que fuera mucho más largo El chico de las bobinas de Pere Cervantes, historia dura pero con unos personajes estupendos y muy bien narrado.

Ropa ligerita: Una lectura ligera para el verano
Un buen cómic y los de Asterix y Obelix pueden ser una buena opción, es mi autopropuesta para estos meses de calor.

Un refresco con mucho hielo: Un género o tipo de libo que, aunque puedes disfrutarlo todo el año, se disfruta más en verano
Cualquier thriller o novela policíaca, desde mi punto de vista, son geniales para esta época del año. Lecturas sin demasiadas complicaciones que suelen enganchar y con las que disfrutar de un rato de asueto. En este caso elegiría cualquier novela de Donato Carrisi, apuesta segura.

Noches fresquitas: Novedad que quieras leer este verano
Uff, hay muchos y también muchos pendientes por leer pero entre las novedades que más me han llamado la atención están En plena noche de Mikel Santiago, El chico de Buchenwald de Robert Waisman y Susan McClelland o El puño del emperador de Alberto Caliani

Vacaciones: Lectura que has aparcado
De momento ninguna, suelo tener la mala costumbre de terminar los libros que empiezo aunque no me estén gustando. Una es un tanto masoca, lo sé.

Festivales de música y/o fiestas de pueblo: Mejor libro leído en lectura conjunta
No he participado en ninguna lectura conjunta pero no me importaría hacerlo si en alguna se fuera a leer Yo, Claudio de Robert Graves. Dame una historia de romanes y soy feliz, simple que es una.

Hasta aquí el book tag de hoy, espero que os haya entretenido un rato.

domingo, 20 de junio de 2021

Empezando lectura 23

Siguiendo con las series que tengo empezadas, en esta ocasión, le ha tocado el turno a Los crímenes de Fajällbacka de Camila Läckberg; serie con la que estoy teniendo mis más y mis menos ya que es como subirse a una montaña rusa, unos libros los disfruto mucho y otros me dejan muy indiferente.

Sobre La sombra de la sirena, la sexta entrega, las opiniones no son muy halagüeñas y mis expectativas están por los suelos. No he leído más de cien páginas y, de momento, no hay por dónde cogerlo. Veremos a ver que derrotero toma la Sra. Läckberg en las siguientes páginas. Os dejo la sinopsis:
Un hombre desparece en Fjällbacka sin dejar rastro. Pese a que Patrik Hedström y sus colegas de la policía han hecho cuanto han podido para encontrarlo, nadie sabe si está vivo o muerto. Al cabo de tres meses, lo encuentran finalmente congelado en el hielo. Cuando averiguan que el escritor Christian Thydell, uno de los amigos de la víctima, lleva más de un año recibiendo cartas anónimas plagadas de amenazas, todo se complica. Christian trata de restarle importancia, pero su amiga Erica Falck, quien lo ayudó en la escritura de su primera y exitosa novela, La sombra de la sirena, es consciente del peligro. La policía no tarda en comprender que el asesinato y las cartas están relacionados. Alguien odia a Christian profundamente, y ese alguien parece que no dudará en cumplir sus amenazas…
¿Habéis leído éste o algún otro libro de Camila Läckberg? En ese caso, ¿qué os ha parecido?

martes, 15 de junio de 2021

La virgen negra

Autor/a: Ilaria Tuti
Título original: Ninfa dormiente
Traductor/a: Carlos Gumpert
Editorial: Alfaguara
Año edición: 2021
Número de páginas: 500
ISBN: 978-84-204-3896-2
Serie: Teresa Battaglia 3

Gracias a Babelio y a Alfaguara he tenido la oportunidad de leer La virgen negra de Ilaria Tuti y, cuando leí la sinopsis, me llamó la atención la originalidad del argumento sobre el que gira la historia de La virgen negra pero desconocía que es la tercera entrega de la serie protagonizada por la comisaria Teresa Battaglia.

Alfaguara ha publicado en España Flores sobre el infierno y La virgen negra, segunda y tercera entrega de un total de cinco libros. La primera novela protagonizada por la comisaria Teresa Battaglia es La muchacha de los ojos de papel y, por lo que he podido averiguar hasta la fecha, sólo está publicada en formato digital.

Como decía, la novela comienza con una premisa atrayente y original: en una galería de arte se ha descubierto que un cuadro, La ninfa durmiente de Alessio Andrian, fue pintado con sangre humana y, más concretamente, con sangre del corazón. Desde que se pintó el 20 de abril de 1945 su autor ha permanecido en estado vegetativo por voluntad propia; setenta años sin moverse, sin hablar ni comunicarse de forma alguna.

¿Por qué Alessio pintó el cuadro con sangre humana? ¿A quién pertenecía el corazón y por qué fue asesinada esa persona? A priori, todo apunta a Alessio como presunto culpable y con estas preguntas en la cabeza acompañamos a Teresa y su equipo en una investigación que nos lleva a Val di Resia, un pueblo al noreste de Italia y fronterizo con Eslovenia donde sus gentes –los resianos- siguen manteniendo una forma de vida muy tradicional.

A partir de aquí se van a ir descubriendo secretos que habían permanecido ocultos durante muchos años pero no sólo los que atañen a esclarecer el caso de La ninfa durmiente sino, también, los secretos que ocultan la comisaria Battaglia y el inspector Massimo Marini; ella una enfermedad incompatible con ser policía y él una infancia que ningún niño debería vivir.

Ilaria Tuti teje una trama interesante con unos personajes bastante peculiares donde, en el caso de Teresa, rompe todos los moldes y nos presenta a una comisaria de sesenta años, diabética y en mala forma física, un tanto caótica, con el pelo rojo y unos modales bastante rudos pero con una intuición para resolver los casos muy potente; eso sí, su enfermedad le juega malas pasadas y pondrá en jaque sus competencias como policía. Por otro lado, tenemos al inspector Massimo Marini que será el contrapunto de Teresa; joven, muy meticuloso, comedido y midiendo sus palabras que, pese a sus diferencias, se compenetra muy bien con Teresa. Del resto de personajes se nos dan unas pinceladas, suficientes, en los casos de los personajes más secundarios y se profundiza un poco más en aquellos que tienen cierto peso en la trama.

La virgen negra es una novela escrita con un estilo muy cuidado, tanto que algunas palabras las he tenido que buscar en el diccionario, donde la labor de traducción a cargo de Carlos Gumpert contribuye –muy notablemente- a potenciar el estilo de la autora. Sin embargo, el ritmo lector tiene sus más y sus menos desde mi punto de vista. Cierto es que arranca con un inicio potente que me ha dejado descolocada y con curiosidad por adentrarme en sus páginas pero el argumento decae hasta, aproximadamente, la mitad del libro donde vuelve a cobrar interés.

No estamos ante una novela policíaca donde las páginas se pasan volando, al menos no para mí, ya que su lectura me ha resultado un poco densa pese a que los capítulos son cortos pero la autora se recrea en contarnos el estilo de vida de los resianos, en las descripciones del lugar así como de los rituales que, aunque sí tienen cierta relevancia, a mí personalmente, en este tipo de novelas me sobra tanta información de este tipo; con cuatro datos para contextualizar y entender el posterior final me basta y sobra.

Respecto al final sí tengo que reconocer que me ha sorprendido porque las pistas que se nos van dando apuntan a varios personajes como posibles sospechosos y, en ningún momento, he visto venir quién es el verdadero culpable. También cierra todos los cabos sueltos a excepción de uno y es por qué Alessio pinta La ninfa durmiente con sangre humana, yo, al menos, me he quedado con esa duda.

Concluyendo, La virgen negra podría haber sido una novela redonda puesto que tiene un argumento original y una comisaria que, como decía, rompe todos los moldes. También me ha gustado el estilo con el que está narrado y el papel preponderante que la autora da a las mujeres pero adolece de un estilo pausado y ciertas páginas superfluas, desde mi punto de vista. Con esto no quiero decir que sea una mala lectura, simplemente, no es el tipo de novela policial adictiva donde las páginas se pasan volando.

No sé si me animaré a leer algún caso más de esta peculiar comisaria pero, por si alguien le interesa, dejo a continuación los libros protagonizados por Teresa Battaglia.

La muchacha de los ojos de papel (2015 en formato digital)
Flores sobre el infierno (2019 Alfaguara)
La virgen negra (2021 Alfaguara)
Luce della notte / Luz de la noche (2021 Longanesi)
Figlia della cenere / Hija de las cenizas (2021 Longanesi)

todos los libros en Babelio.com

jueves, 3 de junio de 2021

La tienda de la felicidad

Autor/a: Rodrigo Muñoz Avia
Editorial: Alfaguara
Año de edición: 2021
Número de páginas: 304
ISBN: 9788420435923

Cuando leí que el personaje de La tienda de la felicidad, Carmelo Durán, recuerda al personaje de Ignatius de La conjura de los necios –personaje maravilloso donde los haya- no me lo pensé mucho y me animé a leer esta novela epistolar, moderna, donde los e-mails serán el medio por el que conoceremos a Carmelo y a otros personajes.

Desde el primer momento te sientes como esa vecina que cotillea por la mirilla ya que lees todos los e-mails que envía Carmelo así como los que recibe. E-mails de todo tipo, tanto personales, como comerciales e incluso spam.

A lo largo de dos meses vamos a ir conociendo a Carmelo, un hombre solitario que apenas sale de casa pero que, gracias a Internet, tampoco necesita hacerlo ya que a golpe de click tiene todo cuanto necesita. No usa el teléfono, ni fijo ni móvil, cosa que le recrimina su familia –especialmente su madre- y la forma de comunicarse con ellos es el e-mail. De este modo también conoceremos a la madre de Carmelo, a su hermano y su sobrino.

Incluso la comunidad de vecinos en la que vive Carmelo también está representada en el libro a través de los correos que intercambia con la presidenta de la comunidad y que no tienen desperdicio.

Otro personaje que cobra relevancia es el de Mari Carmen, de atención al cliente de Carrefour. Como decía, Carmelo compra todo lo que necesita a través de Internet y hacer la compra no iba a ser menos. Cierto día, recibe un e-mail de Mari Carmen para comunicarle que ciertos productos de su compra no están disponibles. A partir de aquí se entabla una correspondencia que da paso a correos más personales y lo que pasa entre ellos os dejo que lo descubráis por vosotros mismos.

Aunque a priori pueda parecer una novela un tanto frívola La tienda de la felicidad tiene un trasfondo más humano donde nos muestra la realidad de aquellas personas que apenas salen de casa y que se relacionan con los demás a través de Internet, Whatsapp o redes sociales.

Pese a que los personajes no se describen de forma al uso sí nos hacemos una idea de cómo son psicológicamente gracias a la manera en que se expresan en los e-mails pero, sinceramente, en un libro de este tipo creo que tampoco es necesario una descripción física de los mismos.

Escrito con un lenguaje muy coloquial la lectura se hace muy amena y las páginas se pasan volando ya que algunos correos son de apenas unas líneas. De hecho me lo leí de una sentada pese a que tiene más de trescientas páginas pero el formato e-mail le da muchísimo dinamismo a la lectura.

También contribuye a su fácil lectura la ironía que derrocha el personaje de Carmelo y cuyas respuestas a ciertas situaciones nos harán reír en más de una ocasión y aquí es donde me había esperado más. Supongo que mis expectativas estaban un poco altas desde que leí que lo comparaban con Ignatius J. Reilly y, aunque sí hay pasajes con los que me he reído y Carmelo también es irónico y mordaz, me esperaba algo más rocambolesco y disparatado.

Como lectura ligera no está mal, cierto es, pero desde mi punto de vista le sobra la parte más personal entre los personajes de Carmelo y Mari Carmen y le faltan más situaciones alocadas.

viernes, 28 de mayo de 2021

Aguas oscuras

Autor/a: Robert Bryndza
Título original: Dark water
Traductor/a: Santiago del Rey
Editorial: Roca
Año de edición: 2019
Número de páginas: 400
ISBN: 9788417167097
Serie Erika Foster 3

¿A quién no le pasa tener series literarias empezadas desde hace tiempo y que ahí se quedan porque siempre se cuelan otros libros que queremos leer? Eso es lo que me pasa a mí con esta serie, la empecé en 2018 y, desde entonces, no había continuado con ella.

Aguas oscuras comienza con Erika en la comisaría de Bromley, a la que es trasladada después de resolver el caso de Una sombra en la oscuridad. Durante la investigación de un caso de narcotráfico, Erika recibe el aviso de que la droga está escondida en el lago de una cantera abandonada a las afueras de Londres. Tras realizar la búsqueda descubren el alijo en el fondo del lago pero también un pequeño esqueleto; los restos son identificados como Jessica Collins, una niña de siete años que desapareció cuando se dirigía a la fiesta de cumpleaños de una amiga veintiséis años atrás.

Erika será la inspectora que llevará a cabo la investigación y contactará con Amanda Baker, la policía que se encargó de la desaparición de Jessica en su momento, sin embargo, alguien no quiere que la verdad salga a la luz y hará todo lo que esté su mano para que así sea.

Pese a que aparecen nuevos personajes, bien definidos para que el lector se forme una idea clara tanto física como psicológicamente de ellos, Erika solicita la colaboración de sus antiguos compañeros: la inspectora Moss y el inspector Peterson.

Aguas oscuras tiene una trama que engancha desde el principio y donde los secretos, las mentiras y los golpes de efecto que se suceden uno tras otro descolocarán al lector que no descubrirá, hasta bien avanzada la lectura, quién es el culpable.

Pese a que la historia engancha y las páginas se pasan volando gracia a la cantidad de diálogos, que dotan a la lectura de mucho dinamismo, y a un estilo sencillo y sin florituras, el final me ha parecido un tanto precipitado ya que es en las últimas páginas donde descubrimos qué es lo que le pasó realmente a Jessica. Además, hay algunos hechos que me parecen un tanto forzados y metidos con calzador haciendo que esta nueva entrega de la serie no esté a la altura de los anteriores libros.

También he echado en falta un poco de introducción respecto a cómo es la nueva vida de Erika en Bromley, el autor nos la planta allí y listo, lo que nos dice sobre ella y su vida ya lo conocemos de antemano. Cierto es que sucede algo con otro personaje que le da un poco de salseo a la historia pero Bryndza lo deja un poco en el aire, habrá que leer la siguiente entrega para ver qué sucede.

Aunque no me parece una historia tan redonda como Te veré bajo el hielo, el mejor libro de la serie hasta el momento, es una historia entretenida que puede leerse independientemente de los anteriores puesto que cada uno de ellos es autoconclusivo aunque, si queréis animaros con los casos de la inspectora Foster, os recomiendo empezar por el primero: Te veré bajo el hielo.

jueves, 20 de mayo de 2021

El sanador de caballos


Autor/a: Gonzalo Giner
Edición: 6ª ed.
Lugar de edición: Madrid
Editorial: Planeta, colección booket
Año de edición: 2010
Número de páginas: 798
ISBN: 978-84-8460-744-1

Hacía tiempo que quería leer algo de Gonzalo Giner y, trasteando entre las cajas de libros, me acordé que tenía El sanador de caballos (uno de esos eternos pendientes que se quedan relegados en el ostracismo) y me puse manos a la obra con su lectura, cómo resistirme a una novela de corte histórico y con caballos de por medio.

Giner nos traslada a la España medieval del siglo XII donde gran parte de la Península está ocupada por los musulmanes. Época ésta en la que se viven momentos de convulsión debido a las continuas alternancias de guerra y paz entre los reinos cristianos y musulmán por el impulso de recuperar los territorios ocupados, así como por los intentos de unificación y desunión de los distintos bandos. En este contexto histórico tuvo lugar la Batalla de Alarcos el 19 de julio de 1195 donde se enfrentaron las tropas cristianas del Reino de Castilla contra las almohades del califa Yusuf II, a los pies del Castillo de Alarcos, y que supuso una dura derrota para el bando cristiano que no logró sobreponerse hasta la Batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

En uno de los numerosos ataques sorpresa que siguieron a la Batalla de Alarcos, Diego de Malagón ve pávido cómo un grupo de imesebelen, los soldados más fanáticos del califa, asesinan brutalmente a su padre y a su hermana mayor y secuestran a sus otras dos hermanas más pequeñas sin que él pueda hacer nada por salvarlos. Desde ese momento Diego tiene que afrontar su nuevo destino con la única compañía de su fiel yegua Sabba.

Sin nadie a quien recurrir, Diego abandona la posada que regentaba su familia para dirigirse a Toledo junto a miles de refugiados con la única idea de vengar a su familia y rescatar a sus hermanas. Allí conocerá a Galib, un afamado albéitar o sanador de caballos, que, asombrado por su don natural para tratar a estas magnificas criaturas, le toma bajo su protección y le enseña todos los secretos del noble arte de la albeitería. Sin embargo, algo ocurre y Galib repudiará a Diego echándolo de su casa.

JB I

En los diecisiete años en los que acompañamos a Diego de Malagón le veremos crecer, amar aún más a los caballos y, a través del aprendizaje de la albeitería, vivir un sinfín de venturas y desventuras que le harán recorrer los reinos cristianos y musulmán, se codeará con personajes tan ilustres como Sancho VII, rey de Navarra, o Álvaro Núñez de Lara y participará en la batalla de las Navas de Tolosa para recuperar el territorio andaluz que estaba en posesión de musulmanes.

Lo que más me ha gustado de esta novela es la recreación de la época en la que trascurre la acción, el personaje de Estella –una de las hermanas de Diego- y el coraje que desprende pese a las vicisitudes por las que tiene que pasar y, cómo no, la pasión que trasmite Giner por la albeitería y los caballos; uno de los elementos más importantes que tenía el hombre en la Edad Media ya que no sólo servían como transporte o eran esenciales para arar los campos, junto a mulas,burros y bueyes, sino que constituían una poderosa arma en los campos de batalla. No en vano Giner es veterinario desde 1985 y sus conocimientos sobre la materia quedan reflejados a lo largo de la novela.

De lectura ágil y con un lenguaje sencillo, las casi ochocientas páginas se pasan volando porque la historia te atrapa de principio a fin.

Si quieres saber por qué Galib echó a Diego de su casa, al que quiere como a su propio hijo, o si éste es capaz de rescatar a sus hermanas y vengar a su familia no tienes más remedio que leer El sanador de caballos, una lectura muy recomendable que hará las delicias de quienes amamos a los caballos y de quienes gusten de novelas históricas o quieran introducirse en ellas.

Portada: https://www.ong-aida.org/aidabooks/6464-home_default/el-sanador-de-caballos.jpg
Imagen: archivo personal pero tomada por J. Ruiz Lili

viernes, 14 de mayo de 2021

Empezando lectura 22


Hacía tiempo que no retomaba los casos de la inspectora Foster y, como quiero seguir avanzando con todo lo que tengo pendiente, qué mejor que adentrarme en Aguas oscuras de Robert Bryndza, un lectura ligera pero que engancha desde las primeras páginas.
La detective Erika Foster recibe un aviso de que la clave para resolver un importante caso de narcóticos está escondida en una cantera abandonada en las afueras de Londres, por lo que ordena que sea registrada. Allí, entre el lodo espeso, encuentran un alijo de droga, pero también lo que parece ser el esqueleto de un niño pequeño. Los restos se identifican como los de Jessica Collins, de siete años, la chica desaparecida que copó los titulares hace veintiséis años. Mientras Erika trata de juntar las nuevas pruebas con las antiguas, también indaga más sobre el pasado de la familia Collins y se pone en contacto con la principal detective del caso en aquella época, Amanda Baker, una mujer atormentada por el fracaso de no haber encontrado a Jessica Collins en su momento. Pero alguien guarda terribles secretos. Alguien que no quiere que este caso sea resuelto y que hará todo lo que esté en sus manos para evitar que Erika descubra la verdad.
He leído ya más de un tercio y me tiene intrigada saber si mi sospechoso coincide con el culpable.

¿Habéis leído éste o algún otro libro protagonizado por la insperctora Erika Foster?

miércoles, 5 de mayo de 2021

La dama de blanco


Autor/a: Wilkie Collins
Título original: The woman in white
Traductor/a: Maruja Gómez Segalés
Edición: 2ª ed.
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2003
Número de páginas: 812
ISBN: 84-9759-551-3

Siguiendo con el propósito de leer más clásicos me he animado, en esta ocasión, con La dama de blanco de Wilkie Collins que está considerada como una de las primeras novelas sensacionalistas y también precursora de la novela policíaca. Aunque se publicó por entregas entre 1859 y 1860 en la revista literaria fundada por Charles Dickens, All the year round, se publicaría en formato libro en ese mismo año y, a día de hoy, se considera una de las mejores novelas de misterio de la literatura.

Tras un prefacio, escrito por el propio Collins en el que nos informa de que realizó algunas correcciones antes de su publicación y de agradecer a sus lectores la buena acogida que tuvo La dama blanco, así como de un preámbulo en que se nos dan unas pincelas de lo que encontraremos en esta lectura, nos adentramos de lleno en una novela epistolar que nos traslada a la Inglaterra decimonónica para conocer la historia de Laura Fairlie y la misteriosa dama de blanco.

Será Walter Hartright, un profesor de dibujo, quien nos adentre en esta historia inspirada en un hecho real. Él será quien nos presente a Laura, una joven y rica heredera a la que tiene que dar clases de dibujo y de quien terminará enamorándose irremediablemente. Sin embargo, aunque este amor sea correspondido, Laura está comprometida con Sir Percival Glide, un barón con unas cuantas deudas acuciantes que necesita liquidez como sea para hacer frente a ellas pero en su camino se interpone la dama de blanco. Quién es ésta mujer y qué papel juega en la historia os dejo que lo descubráis por vosotros mismos, sólo os puedo decir que tiene un parecido asombroso con Laura y que será una pieza clave en el devenir de los acontecimientos.

Pero éstos no serán los únicos personajes que conozcamos ya que Marian Halcombe, hermana de Laura, y el Conde Fosco, amigo de Sir Percival, también serán muy importantes para que comprendamos perfectamente todo lo que acontece a lo largo de las más de ochocientas páginas donde todo gravita sobre una suplantación de identidad con consecuencias inesperadas.

Tengo que reconocer que, cuando empecé a leer La dama de blanco, el estilo del autor se me hacía muy pesado, me costaba centrarme en la lectura y el ritmo narrativo del primer tercio del libro tampoco ayudaba mucho. A partir de ahí me fui haciendo al estilo de Collins y el argumento se iba tornando más interesante por lo que me animé a seguir con su lectura y no dejarla abandona como era mi intención.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un libro que se escribió en el siglo XIX y que el estilo de las novelas de aquella época no es como las actuales, por lo que hay que ponerse un poco en situación, también que se escribió por entregas y que el autor se recrea en detalles sin importancia que sirven, desde mi punto de vista, a modo de relleno. Sin embargo, el argumento es más que interesante y está muy bien llevado donde nada queda al azar, además, los personajes están muy bien construidos, tanto física como psicológicamente, y cumplen a la perfección con su papel. Cierto es que algunos sobresalen más que otros y que, como en el caso del tío de Laura, le habría dado un sopapo de buena gana por su pedantería. Laura es la típica mujer de aquella época que se resigna y hace lo que se espera de ella, Walter el perfecto caballero; Marian es todo lo contrario a su hermana, decidida, con arrojo, osada y valiente; Sir Percival es despreciable y un cobarde pero me quedo con el mejor personaje de todos, el Conde Fosco, un villano muy inteligente, manipulador e irónico que es capaz de llevarte a su terreno sin que te des cuida y, encima, le des las gracias.

Como decía al principio es una novela epistolar y serán éstos y otros personajes los que nos cuenten en primera persona su visión de lo que acontece entorno a Laura y la dama de blanco, haciendo que el lector conozca múltiples puntos de vista y se forme una idea global de todo lo acontecido sin que se le escape ni un solo detalle.

La dama de blanco es un melodrama muy bien llevado en el que se conjugan el suspense, secretos, manipulaciones, unas pincelas de atmósfera gótica, una mujer misteriosa, descripciones muy detalladas y hasta una historia de amor imposible que hace de ella una muy buena lectura pero, desde mi opinión totalmente subjetiva, el estilo tan denso y las páginas de relleno hacen que su lectura tenga ciertos altibajos lo que le resta puntos para ser todo lo redonda que debiera ser.

miércoles, 28 de abril de 2021

Book tag 9: Un libro


Hacía tiempo que no hacía ningún book tag y este, que encontré a través de Google en el blog Una vida entre palabras, me pareció cortito y ameno. Siempre me ha parecido un formato estupendo para hablar de libros, así que, empecemos con él.

Un libro que te inició en el mundo de la lectura
Supongo que la mayoría nos hemos iniciado en la lectura gracias a los cuentos que nos leían cuando éramos pequeños y, en mi caso, ese cuento que siempre me leían antes de dormir era Tres gatitos (desconozco el autor y el cuento está en casa de mis padres). Con él y con los libros de Micho me inicié en este maravilloso mundo de la lectura.

Un libro al que le escribirías otro final
Supongo que a La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río, una novela con un buen argumento, personajes y ambientación que estaba disfrutando muchísimo hasta que llegué al final y me chafó todo el libro. Ya lo he comentado pero los finales abiertos o aquellos en los que nos plantean varias posibilidades para que seas tú quien decidas… lo siento pero no puedo con ellos.

Un libro que te hubiera gustado escribir tú
El mundo de la escritura no está hecho para mí y soy pésima en este sentido, y en muchos otros también, pero no me hubiera importado escribir La Celestina. Lo leí por obligación en el colegio y pensé que era un tostón de libro pero me terminó gustando mucho más de lo que pensaba.

Un libro en el que te gustaría vivir y si pudieras ser un personaje ¿cuál serías?
No podría decir uno solo ya que me gustaría ser Sherlock Holmes y haber disfrutado de la persecución en el Támesis así como deduciendo las pistas en El signo de los cuatro. Tampoco me hubiera importado ser Galeno en la antigua Roma y poder conocer todos los tejemanejes del imperio romano en Yo, Julia o ser Lucrecia y poner la vida de Biralbo patas arriba en El invierno en Lisboa, entre muchos otros personajes y libros.

Un libro que no pudiste dejar de leer
El chico de las bobinas de Pere cervantes, me duró un suspiro y eso que son más de quinientas páginas, pero fue empezar y no parar hasta terminarlo. Muy buena lectura que os recomiendo si aún no la habéis leído y que trascurre en los años de postguerra en Barcelona.

Un libro del que hayas aprendido algo
De unos libros se aprende más y de otros menos pero soy de la opinión de que todos los libros son una fuente de conocimiento maravillosa y nosotros somos los que hemos de extraer ese aprendizaje de sus páginas.

Hasta aquí este cortito book tag con el que espero haberos hecho pasar un rato ameno.