miércoles, 23 de diciembre de 2020

La maldición de Hill House


Autor/a: Shirley Jackson 
Título original: The haunting of Hill House
Traductor/a: Óscar Palmer Yáñez 
Edición: 1ª ed. 
Lugar de edición: Madrid 
Editorial: Valdemar 
Año de edición: 2008 
Número de páginas: 256
ISBN: 9788477026211

La maldición de Hill House se publicó por primera vez en 1959 y, actualmente, está considerada como una de las novelas más brillantes del género de terror gótico del siglo XX, convirtiendo a Shirley Jackson en una de sus figuras más brillantes, y en la que Stephen King se inspiró para escribir El resplandor. Con una premisa así es fácil sucumbir a los encantos de una novela en la que Hill House, una mansión solitaria y de siniestra reputación, es el eje principal de la historia.

Conoceremos al doctor John Montague, especializado antropólogo cuya vocación real es analizar las manifestaciones sobrenaturales en casas encantadas; por ello, tras oír hablar de los extraños fenómenos que tienen lugar en Hill House decide alquilarla y ver qué es lo que sucede en dicha mansión. Pero no estará sólo ya que contará con la ayuda de Eleanor, una joven que se ha pasado la vida cuidando de su madre; Theodora, una vivaracha artista y Luke, sobrino de la propietaria de Hill House.

El grupo parece congeniar bien desde un principio y, tras las debidas presentaciones, todos le preguntan a Montague por qué están en Hill House; las dos jóvenes por haber respondido voluntariamente a su llamamiento y Luke por imposición de su tía. También les cuenta que la historia de la mansión está rodeada de escándalos donde la locura, el suicidio y las demandas judiciales tienen su protagonismo así como que todos los anteriores inquilinos abandonaban la casa antes de lo previsto y advertían a todos para que se mantuvieran lejos de Hill House.

Qué es lo que sucede para despertar esas advertencias es algo que os dejo descubrir por vosotros mismos si os adentráis en las páginas de La maldición de Hill House.

Shirley Jackson crea una historia de terror psicológico con unas buenas descripciones, especialmente de la casa a la que dota de vida propia y que parece observar a sus visitantes, desde un halo oscuro y siniestro donde puertas y ventanas que se dejan abiertas se cierran por sí solas, entre otras cosas. Sin embargo la creación de los personajes me ha parecido floja, con actitudes infantiles, muy planos y poco creíbles. No he conseguido congeniar con ninguno de ellos y el personaje de Eleanor, sobre el que recae la mayor parte del peso argumental, es el que más tedioso me ha resultado por no decir que es insoportable.

Sé que hay mucha gente a la que este libro le ha gustado mucho pero, para mí, lo más destacable es los acontecimientos que suceden por cuenta de la propia casa, es decir, las manifestaciones paranormales y me hubiera gustado que se ahondara más en ellos pero la autora los corta rápidamente y hace que algunos personajes le resten importancia. Esto, unido a lo que comento de ellos, ha hecho que no disfrute de La maldición de Hill House y que su lectura se me haya hecho muy tediosa pese a que los capítulos son cortos y el estilo de Jackson es bueno. Tampoco han contribuido los personajes secundarios, especialmente la Sra. Montague (por prepotente y arrogante), ni la Sra. Dudley que, aunque podría haber dado más juego, me ha resultado muy repetitiva respecto a sus obligaciones como empleada de Hill House.

Con el final también he tenido mis más y menos ya que, por un lado, me ha parecido predecible pero, por otro, es lo que toca en una historia como esta. Que me hubiera gustado otro final en el que la casa en sí misma hubiera puesto la guinda, pues sí, aunque tal vez sea así y no he sabido apreciarlo como tal.

No sé si es que tenía unas expectativas muy altas con esta novela o que no la he leído en el mejor momento pero La maldición de Hill House, pese a tener elementos más que atrayentes, no ha sido la lectura sobre casas encantadas que espera encontrar.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues aunque el terror no es un género que suela leer muy a menudo, ahora mismo estoy viendo la serie de Netflix basada en esta novela y aunque por lo que he leído no tienen mucho que ver el uno con el otro, sí que me interesa ver las diferencias entre ambos, así que no descarto darle una oportunidad.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Espero que disfrutes tanto de la serie como del libro si te animas a darle una oportunidad. Ya nos contarás.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Lo leí en su día y creo recordar que me gustó bastante. Sin embargo, traté de ver la serie y no me enganchó. Quiero darle una segunda oportunidad. Yo creo que, con este tipo de terror, de tiempo atrás, el efecto que causa en nosotros es un tanto descafeinado. Somos lectores del siglo XXI. Es mi opinión. Y entiendo lo que te ha pasado, porque yo también lo he vivido. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Tenía ganas de ver la serie pero, después de leer el libro, se me han quitado totalmente. Sin embargo, sí que disfruté con la película (la versión de Robert Wise de 1963).
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola! LO tengo pendiente pero estoy esperando que mis expectativas bajen, reseñas como la tuya me hacen verlo con más calma. Siento que no haya sido lo que esperabas.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Siempre digo que cada lector somos un mundo y quizá tú disfrutes mucho más de este libro. Espero que así sea cuando te animes a leerlo.
      Un saludo.

      Eliminar