lunes, 30 de noviembre de 2020

Westwood


Autor/a: Stella Gibbons
Título original: Westwood
Traductor/a: Laura Naranjo y Carmen Torres García
Edición: 3ª ed.
Editorial: Impedimenta
Año de edición: 2012
Número de páginas: 460
ISBN: 978-84-15130-21-5

Cuando vi este libro en la biblioteca me llamó la atención su portada y, tras leer la sinopsis, me lo llevé a casa sin dudarlo porque pensé que me encontraría con una historia amena y entretenida. En parte, así ha sido.

Nada más abrir sus páginas nos encontramos con unas descripciones maravillosas que nos ambientan en el Londres de la II Guerra Mundial y ahí conocemos a Margaret Streggles, una joven maestra de espíritu soñador que tiene una facilidad pasmosa para pasarse el día en las nubes y no poner los pies en la tierra. Su vida trascurre apaciblemente entre la rutina de las clases, los paseos con su vivaracha amiga Hilda y evadirse entre los libros de su habitación cada vez que su madre le dice que no encontrará marido porque no es el tipo de mujer que atrae a los hombres.

Todo esto cambia cuando un día encuentra una cartilla de racionamiento y se le abren las puertas del mundo que siempre había soñado: un mundo elitista poblado por artistas e intelectuales entre los que destaca Gerard Challis, un famoso dramaturgo al que Margaret admira profundamente. A partir de este momento se establecen una serie de acontecimientos que muestran a nuestra protagonista las sombras de un mundo no tan idílico como ella pensaba y en el que las diferencias sociales son más que palpables, así, hasta llegar a un final predecible y no del todo redondo.

Como lectora que gusta de novelas ambientadas en época de guerra he echado en falta que la autora no profundice en un período tan interesante como lo fue la II Guerra Mundial y, de no ser por las pincelas que da sobre los bombardeos, las cartillas de racionamiento y los soldados que vienen y van a los campos de batalla, la obra podría haber estado ambientada en cualquier otro momento del siglo XX.  

Cierto es que Gibbons no pretende hacer una novela de guerra sino más bien una crítica social de la época que le tocó vivir y lo hace con mucha ironía y ese sentido del humor tan particular que poseen los británicos, mostrándonos las consecuencias de la guerra de una forma muy particular, por un lado, y, por otro, la decadencia de la aristocracia intelectual. Para ello se basa en un sinfín de personajes los cuales aportan, en mayor o menos medida, su granito al desarrollo de la trama en la que Margaret soporta todo el peso de la misma.

Pese a ser una obra muy bien escrita, y tener Gibbons un estilo irónico y mordaz que me ha gustado, tengo que reconocer que no ha conseguido en ningún momento que conectara con Margaret ya que me ha parecido un personaje insulso, el ritmo narrativo me ha resultado lento y el argumento no me llamaba nada la atención. Esperaba cada vez que pasaba página que algo emocionante sucediera pero no ha sido así hasta el final de la obra y, pese a todo, tampoco ha sido nada del otro mundo ya que no ha alterado ninguno de los acontecimientos que te ves venir.

Con esto no quiero decir que sea una mala novela, ni muchísimo menos, simplemente a mí no me ha gustado. Puede que no la haya leído en el mejor momento y que dejarla para volverla a coger al cabo de un tiempo haya influido en que no la haya apreciado como se merece.

Por último, mencionar la estupenda labor de las traductoras que con todas las notas a pie de página –cosa que agradezco mucho- hacen que se comprenda mejor el argumento cada vez que la autora menciona a algún personaje histórico o hace referencia a algún pasaje de obras que nos pueden ser, en muchos casos, desconocidas.

Por favor, que nadie se desanime si realmente le atrae el argumento, como digo, es una buena obra y el que no ha cumplido mis expectativas no significa que no vaya a cumplirlas para otros lectores.

Portada: https://d1w7fb2mkkr3kw.cloudfront.net/assets/images/book/lrg/9788/4151/9788415130215.jpg 

viernes, 20 de noviembre de 2020

Por fin es viernes 19

Retomo mi vena rockera con la banda británica The Kinks formada en 1963 por los hermanos Ray y Dave Davies que alcanzó la fama con el tema que hoy os traigo, You really got me, en 1964.

Es posible que a muchos no os suene de nada pero si os gusta el rock seguro que la conocéis. Os dejo solo el audio porque el único vídeo que hay de este tema no tiene muy buena calidad. 

Feliz fin de semana.



lunes, 16 de noviembre de 2020

La elegancia del erizo


Autor/a: Muriel Barbery
Título original: L’elégance du hérison
Traductor/a: Isabel González-Gallarza
Edición: 15ª ed.
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2008
Número de páginas: 364
ISBN: 978-84-322-2821-6

Llevaba tiempo con ganas de leer este libro pero, por uno u otro motivo, no terminaba de llegarle el turno hasta que la portada me llamo la atención con su torre Eiffel al fondo y, tras un reciente viaje a París, pues… fue verlo y traérmelo a casa.

Había oído y leído maravillas de este libro que recibió en Francia el Premio de los Libreros en 2007, así que las expectativas que tenía puestas en La elegancia del erizo –un título atrayente, a mi parecer- eran muy altas. Nada más abrir el libro y leer las primeras páginas me dí cuenta de que no es una novela al uso puesto que Barbery, profesora de filosofía, lo ha dotado de una profundidad fuera de lo común así como de una narrativa muy cuidada en la que hay que agradecer también el buen trabajo de traducción.

Ambienta en una de las calles más elitistas de París, la calle Grenelle –cercana al Boulevard de Saint-Germain-, nos encontramos con sus dos principales protagonistas: Renée; la portera del edificio, una mujer en apariencia sencilla, tosca en sus modales, que esconde su verdadera personalidad, y Paloma; una niña de doce años que guarda en secreto su extraordinaria inteligencia y sus ganas de suicidarse.

Ambas llevan una vida solitaria mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. Dos personajes que, a simple vista, nada tienen en común; o sí. Hará falta que entre en escena el Sr. Ozu, un misterioso vecino que se traslada al edificio en el que viven las protagonistas, y que gracias a su suspicacia y a esa paciencia infinita de los orientales, servirá de puente entre Renée y Paloma haciendo que muestren sus personalidades tal como son.


A medida que iba pasando las páginas la lectura se me iba haciendo más tediosa y lo que en un principio me había parecido una novela fuera de lo común terminó por convertirse en un libro aburrido en el que no empaticé en ningún momento con sus personajes porque en ningún momento me creí a Renée, una portera descuidada en sus modos y en su aspecto que tiene un amplísimo conocimiento sobre Tolstoi, Mozart o Kant y que es capaz de hacer una disertación sobre la política educativa. Y Paloma, una niña repelente, pedante e insoportable que sabe más del psicoanálisis que el psicólogo al que le lleva su madre por su extraño comportamiento. Con esto no quiero decir que todos los porteros tengan que ser incultos y los niños superdotados no puedan saber de psicoanálisis. Lo que digo es que no son personajes creíbles, al menos, no para mí.

Pero no todo iba a ser malo, tengo que decir que me ha gustado el contenido del libro. La elegancia del erizo no deja de ser una reflexión sobre la sociedad en la que vivimos, el Arte, la cultura, la vida y, cómo no, la muerte. Lástima que la forma en que llega esa reflexión no me haya terminado de convencer del todo. No digo que sea un mal libro, solamente, que como lectura no me ha gustado o no he sabido disfrutarlo.

En 2009 se hizo una versión cinematográfica, El erizo, dirigida por Mona Achache e interpretada por Josiane Balasko en el papel de Renée, Garance Le Guillermic como Paloma y Togo Igawa como el Sr. Ozu.

Portada: https://www.planetadelibros.com/usuaris/libros/fotos/14/original/9788432228216.jpg
Imagen: http://www.fotomusica.net/francia/paris1.jpg

martes, 3 de noviembre de 2020

Empezando nueva lectura 18


En marzo descubrí a Alaitz Leceaga con Las hijas de la Tierra, fue una lectura que disfrute mucho y por eso me he animado a leer El bosque sabe tu nombre del que he leído buenas reseñas. Por lo poco que he avanzado en su lectura me parece que es una novela que promete bastante y que posee algún elemento común con Las hijas de la Tierra, así que, las expectativas están bastante altas y espero que se vean cumplidas cuando lo termine. Como siempre, os dejo la sinopsis:
A finales de los años veinte del siglo pasado, Estrella y su hermana gemela, Alma, llevan una vida privilegiada como hijas de los marqueses de Zuloaga, propietarios de una casa solariega y una mina de hierro en un pequeño pueblo suspendido sobre el Cantábrico. Crecen rodeadas de fiestas y lujos, pero también marcadas por un poderoso misterio.

Porque Estrella y Alma no son como las otras niñas: herederas de un extraño don que pasa de generación en generación entre las mujeres de su familia, viven a la sombra de una maldición según la cual una de las dos morirá antes de cumplir los quince años.

Así arranca esta historia llena de magia y pasión, que nos lleva por medio mundo tras los pasos de su protagonista, una mujer inolvidable que no dudará en hacer todo lo necesario, sin miedo al peligro ni a las convenciones sociales, por defender su tierra y el legado que lleva escrito en la sangre.
Y vosotros ¿qué estáis leyendo? ¿Habéis leído ésta o alguna otra obra de la autora?