miércoles, 26 de agosto de 2020

El aviso de los cuervos

Autor/a: Raquel Villaamil
Editorial: Roca
Año de edición: 2017
Número de páginas: 288
ISBN: 9788416700516

Tras el fallecimiento de su madre, Brigit recibe una extraña llamada de una enfermera del hospital de Ballymote para decirle que su abuela Michelle está enferma. Sin familia ni amigos, y tras haber estado toda su vida huyendo de un padre al que apenas conoció, decide regresar a la ciudad de la que ella y su madre se marcharon hace dieciséis años para conocer al único pariente que le queda con vida.

Cuando llega a Ballymote la recibe una ciudad fantasma donde no hay cobertura, ni gasolineras y donde el tiempo parece haberse detenido tiempo atrás. Sus habitantes se muestran huidizos, reacios a hablar y permanecen encerrados en sus casas. ¿Qué pasa en Ballymote? Y ¿por qué huyeron Brigit y su madre de allí?

Llevaba tiempo queriendo leer este libro después de la cantidad de reseñas positivas que había leído sobre él pero siempre se colaban otros títulos hasta que por fin le ha llegado su momento. Tengo que reconocer que me cuesta salir de mi zona de confort literaria pero, con una portada tan atrayente y una sinopsis atractiva, terminé sucumbiendo a la tentación de esta novela que conjuga el género fantástico, romance y mitología celta.

Nos encontramos con una historia que atrapa desde el comienzo y en el que las descripciones son tan vívidas que da la sensación de que el lector es un personaje más de la novela que acompaña a Brigit en su búsqueda de respuesta sobre el pasado de su familia. Supongo que el que la autora sea guionista de videojuegos contribuye a esa sensación de estar dentro del libro.

Con una atmosfera de intriga nos transportamos a Ballymote para conocer a los personajes que lo pueblan: Sonya, la enfermera de su abuela; Mist, que le ofrece trabajo a cambio del alquiler de su habitación y, por último, a la familia más importante de todo Ballymote, los Bran. Aunque se nos describe a todos ellos me ha faltado un poco más de profundización pero es una idea totalmente subjetiva.

A medida que vamos avanzando en la historia seremos testigos de cómo Brigit se siente atraída por varios personajes y, en un principio, me parecía una actitud infantil que fuera saltando de flor en flor (por decirlo de algún modo) pero, finalmente, sabemos el porqué. Aún así, el romance que vive con uno de los personajes me ha parecido precipitado ya que no se ve venir o yo al menos no lo he intuido.

Pero lo que más me ha gustado con creces es la parte fantástica en la que conocemos a seres mitológicos: los Fomoire, Tuatha De Danann y los Dryw, los rituales que celebran, los poderes que tienen cada uno de ellos y como lo conjuga la autora para crear ese mundo mágico de una forma equilibrada. Eso sí, el final me ha parecido excesivamente fantasioso pero en una historia de este tipo todo es posible y, aunque tiene su fin, deja la puerta abierta para una posible continuación.

Por lo que podido averiguar, la autora se ha basado en un libro de mitología celta del siglo XIII llamado El libro de las invasiones por lo que deduzco, aunque seguramente me equivoque, que el nombre de la protagonista no se escogió al azar ya que Brigit es la diosa celta del fuego.

Con un lenguaje sencillo pero cuidado Villaamil ha creado una historia entretenida y adictiva con un ritmo muy ágil gracias a la abundancia de diálogos y a la narración en primera persona. Si os gustan las historias fantásticas que conjugan intriga y romance El aviso de los cuervos es una buena opción y, como diría mi abuela, el graznido de los cuervos no presagia nada bueno. Si quieres saber el porqué tendrás que leer el libro.

Portada: https://www.rocalibros.com/archivos/imagenes/mayores/2616.jpg

sábado, 22 de agosto de 2020

Libropolis: dos años

Una tarde de hace dos años el aburrimiento me ánimo a retomar la actividad bloguera al no encontrar una reseña en mis libretas, así que, decidí empezar de cero con la única finalidad de tener el blog como segundo "archivo". 

A día de hoy sigue cumpliendo esa función pero también me ha permitido conocer y compartir opiniones con otras personas, enriquecer mis lecturas y pasar buenos ratos en este mundo bloguero. 

Libropolis no es ningún blog de referencia y tampoco pretendo que lo sea, puesto que hay muchos y muy buenos, solo espero seguir compartiendo mi afición por la lectura mientras mi ritmo de vida me lo permita.

Sólo me queda agradeceros a todos y cada uno de vosotros el tiempo que dedicáis a pasaros por este rincón a leer mis simples opiniones sobre los libros que voy leyendo y por molestaros en dejar comentarios.

Mil gracias. 

Imagen: https://www.desvariosvarios.com/wp-content/uploads/2015/08/2-A%C3%91OS.png

martes, 11 de agosto de 2020

Las tres heridas

Autor/a: Paloma Sánchez-Garnica
Edición: 2ª ed.
Editorial: Planeta
Año de edición: 2012
Número de páginas: 638
ISBN: 978-84-08-10901-3

Quien más quien menos todos tenemos libros pendientes que esperan ser leídos pero siempre hay títulos que se cuelan y van quedando relegados en las estanterías. Las tres heridas llevaba esperando su turno desde 2013, que se dice pronto.

Tras una explicación en la que la propia autora nos explica el porqué del título nos metemos de lleno en una historia que nos traslada al pasado, más concretamente a los años de la Guerra Civil en Madrid y Móstoles. Andrés Abad, un hombre que no tomó partido por ninguno de los dos bandos se ve encerrado, junto a otros hombres, en un preventorio abandonado. Alejado de su mujer, Mercedes, de la que no sabe nada, ni siquiera si el hijo que esperaban ha nacido ya; sólo conserva una foto de ella que guarda como un tesoro.

Por otra parte tenemos a Ernesto, que nos acerca al presente de 2010, un escritor viudo que no tiene más compañía que la soledad y que anhela escribir una buena historia. Quizá la foto que encuentra dentro de una caja metálica que compra en el rastro le dé pie a ello. En el dorso está escrito a lápiz el nombre de Mercedes y Andrés, un lugar: Móstoles y una fecha: 19 de julio de 1936. Es tal la curiosidad que le despierta la foto que se propone investigar quiénes fueron y qué fue de ellos tras la guerra.

Pese a que la historia de Andrés y Mercedes es el eje central sobre el que se vertebra Las tres heridas no será la única ya que también conoceremos a Teresa Cifuentes –la que da sentido a todo-, hija de una familia acomodada que es ninguneada por su padre y hermanos por el mero hecho de ser mujer, a la que se quiere casar bien, que tenga hijos y sea una mujer de su casa. Sin embargo, Teresa tiene un espíritu rebelde que abraza las ideologías de izquierdas y está enamorada de Arturo, un estudiante de derecho al que los padres de Teresa no quieren como novio de su hija al no ser de su misma condición social ni ideología política.

Como se puede ver estamos antes una novela coral en la que, como si de una muñeca rusa se tratase, van saliendo una historia de otra pero todas están relacionadas y tienen a Teresa como punto de unión. Qué es lo que pasa con ella y su relación con Arturo, qué fue de Mercedes y Andrés o si Ernesto consigue escribir su gran obra es algo que se va desgranando poco a poco a lo largo de las páginas que, como un buen guiso cocinado a fuego lento, se saborea con deleite de principio a fin.

Fuente de los peces (Móstoles)
Narrado a varias voces, entre un narrador omnisciente para situarnos en los años de la guerra y Ernesto y Teresa para contarnos en primera persona sus respectivas historias, la autora recrea un Madrid de guerra donde los postigos de las ventanas permanecían cerrados, donde las colas eran interminables para poder comprar los escasos bienes que llegaban a la ciudad, los registros de ambos bandos en busca de algo que pudiera justificar un arresto, el miedo, la angustia y el terror provocado por una guerra donde muchos inocentes fueron ajusticiados por envidias, celos o porque que sí.

A una buena ambientación hay que sumarle unos personajes, tanto principales como secundarios, perfectamente definidos y donde todos y cada uno de ellos cumplen a la perfección su papel. No obstante, destacaría la fuerza que destilan algunos de ellos, especialmente Teresa que, para mí, es el alma de Las tres heridas y que derrocha fortaleza y valentía al igual que Mercedes. Entre los personajes masculinos me quedo con Arturo por ser quien nos acerca al Madrid literario, a las asociaciones de izquierdas y nos trae de la mano a escritores como Miguel Hernández o Ramón José Sender.

El estilo de Sánchez-Garnica es sencillo pero muy cuidado, con abundantes diálogos y capítulos no demasiado largos que le dan dinamismo a una lectura de muchas páginas pero que se pasan volando ya que te mete de lleno en la historia con su forma de narrar, con una buena ambientación y unos personajes bien definidos.

Las tres heridas es una novela que, pese a que lo pueda parecer, no es una novela histórica ya que la Guerra Civil sirve como escenario y en la que no se ahonda excesivamente salvo alguna que otra pincelada de datos históricos para contextualizar y poco más, donde no se toma partido por ninguno de los dos bandos ya que en una guerra sólo hay perdedores, muertos, heridos y sufrimiento. Una historia que emociona por sí misma pero también porque habrá lectores que vean reflejados algunos hechos comunes a los vividos por sus abuelos, padres o familiares a los que, por desgracia, les tocó vivir esa guerra.

Os dejo con el poema de Miguel Hernández que define perfectamente las heridas que causan las guerras:

Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida. 

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte. 

Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor. 

miércoles, 5 de agosto de 2020

Empezando lectura 16

Después de vuestras recomendaciones con La conjura de los necios al fin le ha llegado su momento y será la lectura que me acompañe en los próximos días. Lo empecé anoche y poco os puedo contar por el momento pero creo que el personaje de Ignatius Reilly va a dar mucho juego. Os dejo la sinopsis:
“El protagonista de esta historia es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: Ignatius Reilly –una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y santo Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona-, que a los treinta años aún vive con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de “teología y geometría” como de “decencia y buen gusto”; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve “catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea”, fiebre a la que Ignatius añadirá unos cuantos grados más”.
A priori promete ser una gran lectura y vosotros ¿qué estáis leyendo?