jueves, 26 de septiembre de 2019

Entre tonos de gris

Autor/a: Ruta Sepetys
Título original: Between shades of gray
Traductor/a: Isabel González-Gallarza
Edición: 1ª ed.
Editorial: Maeva, Embolsillo
Año de edición: 2012
Número de páginas: 294
ISBN: 978-84-15140-67-2

Si os preguntase sobre alguna novela ambientada en la II Guerra Mundial estoy segura que se mencionarían infinidad de títulos pero si lo hiciera sobre alguna ambientada en las atrocidades que llevó acabo Stalin durante la anexión de Lituania, Estonia y Letonia (también Finlandia se consideró zona de interés soviético) a la U.R.S.S. no creo que la lista fuera demasiado larga.

De lo que estoy segura es que quien haya leído Entre tonos de gris la mencionaría porque Sepetys da voz a una joven de quince años para que nos cuente, de forma novelada, la barbarie que sufrieron miles de personas mientras el resto del mundo ponía su atención en la II Guerra Mundial y se olvidaba de cómo Hitler y Stalin se repartían la Europa del este gracias al pacto Ribbentrop-Mólotov.

Sepetys nos traslada a la tarde del 14 de junio de 1941 en la ciudad de Kaunas (Lituania) para que conozcamos a Lina Vilkas, la encargada de narrarnos en primera persona cómo su vida y la de su familia se desmorona cuando los agentes del NKVD irrumpen en su casa para llevárselos en un camión junto a otras personas sin saber el porqué ni cuál es el destino que les espera.

Así comienza el periplo de los Vilkas en el que seremos testigos de cómo el NKVD los traslada durante semanas en vagones de tren para animales, en unas condiciones infrahumanas y hacinados como ratas, hasta los campos de trabajo siberianos donde cada día con vida es una victoria en la lucha por la supervivencia.

Es una novela muy fuerte, desde el punto de vista narrativo, ya que ciertos pasajes atroces que acontecen a algunos personajes se narran de forma muy vívida y ponen los pelos de punta a cualquier lector con un mínimo de sensibilidad y empatía; aunque también hay espacio para la ternura, el compañerismo y la generosidad.

Una de las cosas que me ha sorprendido gratamente es lo bien definidos que están todos los personajes, tanto los principales como los secundarios, especialmente el de Lina y su madre Elena. La primera, porque la impulsividad de la juventud hace que se rebele ante las situaciones que vive y plasma todo lo que le acontece en sus dibujos, manteniendo así su ilusión de ser una gran artista y, la segunda, porque es un personaje que desprende mucha fuerza y nunca pierde la esperanza de volver a ver a su marido ni la de regresar a su país.

Con un estilo sencillo, sin artificios, la historia engancha desde las primeras páginas pasándose estas sin que uno se de cuenta debido a la brevedad de los capítulos, a lo bien descritos que están los escenarios y las situaciones pero, sobre todo, por una trama bien trazada que anima a seguir leyendo para descubrir qué es lo que le pasa a Lina y su familia en la siguiente página.

Ruta Sepetys debutó en el panorama literario con esta obra que, en España, le valió el premio de los libreros y en el cual rinde un homenaje a su padre y a miles de personas de los países bálticos que sufrieron el terror stalinista dándonos a conocer unos hechos históricos, no tan lejanos como puedan parecer y que, como decía al comienzo, pasaron desapercibidos para la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

Poco más puedo añadir salvo recomendaros que leáis Entre tonos de gris, una lectura magnifica.

Portada: http://www.lalibreriadejavier.com/wp-content/uploads/2011/10/Entre-tonos-de-gris.jpg
Imagen: https://3.bp.blogspot.com/-u0BkOq0i278/V0R5MsjaDjI/AAAAAAAALcQ/rRmBCemkDAgpOnmhnxV3kWzpPL_cvpukQCLcB/s1600/deportacionsiberia1941.jpg

viernes, 6 de septiembre de 2019

Vacaciones

Hola.

Mientras unos vuelven a la rutina otros aprovechamos para irnos de vacaciones y desconectar que, después de un año muy intenso, es necesario recargar las pilas para volver con energías renovadas. Por lo tanto, las próximas semanas el blog permanecerá inactivo ya que no he dejado ninguna entrada programada pese a las reseñas que tengo atrasadas. 

Aunque os pueda chocar, solo llevaré un libro en la maleta -mi actual lectura de la que me queda un tercio para terminarlo- pero es que soy de las que aprovechan estos días de asueto para desconectar absolutamente de todo y perderme en parajes remotos.

Felices lecturas, hasta la vuelta.

Imagen: http://www.lorcamayor.lorca.es/imagenes/maleta.jpg

lunes, 2 de septiembre de 2019

Empezando lectura 10

Mientras me pongo al día con algunas reseñas atrasadas voy desempolvando libros que llevan tiempo esperando a ser leídos, entre ellos se encuentra mi actual lectura de la que tan buenas críticas he leído: El taller de libros prohibidos de Olalla García, un trhiller histórico ambientado en el mundo del libro durante el siglo XVI.

“Alcalá de Henares, 1572. La joven librera Inés Ramírez acaba de quedar viuda y ha de ponerse al frente del negocio familiar. Pronto descubre que su esposo poseía la clave de acceso al único ejemplar de un libro prohibido, cuya desaparición había sido ordenada por el poder político y la Iglesia siglos atrás.

Con la colaboración de Pierre de Arbús, un oficial de imprenta francés, inicia la investigación. Tendrá que tratar con personajes de todo tipo: maestros impresores, eruditos, delincuentes, nobles de alta cuna… Y todo bajo la sombra omnipresente de la Inquisición, que vela por controlar el pensamiento y la palabra, y la estricta censura de Felipe II”.

Lo que llevo leído me está gustando bastante, tanto la ambientación como el lenguaje empleado por la autora, así como les personajes y el mundo del libro en aquella época. Creo que cumplirá con las expectativas pero ya os contaré cuando lo termine.