viernes, 26 de abril de 2019

La ciudad de los ojos grises

Autor/a: Félix G. Modroño
Edición: 2ª ed.
Lugar de edición: Sevilla
Editorial: Algaida
Año de edición: 2012
Número de páginas: 399
ISBN: 978-84-9877-751-2

Cuando vi este libro en la biblioteca lo que más me llamó la atención fue su portada, ya que reconocí mi ciudad en ella, y leyendo la sinopsis me convenció por completo. La ciudad de los ojos grises nos cuenta la historia de Alfredo Gastiasoro, un profesor de arquitectura afincado en París. Una mañana, mientras está tomando un café, lee en el período la noticia de la muerte de Izarbe Campbell y no pasaría de ser un triste acontecimiento más de no ser porque esa mujer fue el amor de su vida.

Alfredo decide volver a su ciudad natal, Bilbao, para tratar de rendir homenaje a la mujer que amó y averiguar cuáles fueron los motivos que rodearon su muerte pero no sólo se enfrentará a la pérdida de Izarbe sino también a un pasado del que ha huido durante años y que guarda secretos que se irán desgranando a lo largo de las páginas.

A simple vista podría tratarse de una historia de amor y, sí, lo es; una historia de amor perdido, de lo que pudo ser y no fue pero es sólo uno de los muchos ingredientes que utiliza el autor para aderezar una historia en la que se conjugan los secretos, la traición, el espionaje, la historia, el arte y hasta una investigación policial.

Félix G. Modroño nos traslada a principio del siglo XX para mostrarnos cómo un Bilbao de huertas y caseríos se fue transformando en una ciudad de elegantes edificios, grandes avenidas y calles señoriales que se mantienen hoy en día. También seremos testigos del modo de vida de los trabajadores de la época -que vivían hacinados en barracones y en condiciones insalubres-, de su lucha obrera por mejorar sus condiciones laborales y sus derechos así como del ambiente bohemio que se respiraba en París antes de la gran guerra.

Puente del Arenal
La ciudad de los ojos grises es una novela que te va atrapando poco a poco según pasas sus páginas gracias a un estilo sencillo pero muy cuidado en la que el autor da muestras del dominio del lenguaje y en la que la labor de documentación está más que patente. Con una cuidadísima ambientación y una profusión de detalles podremos recorrer rincones de Bilbao, Portugalete, Donosti, París y su precioso Jardín de Luxemburgo como si fuéramos un personaje más de la novela.

El grueso de la trama está narrado en tercera persona por un narrador omnisciente que deja paso al final de las páginas a Alfredo que nos contará, en primera persona, todos los detalles de las pequeñas cosas que intuimos pero no se concretan hasta que él nos lo cuenta.

Una de las cosas que más me han gustado de esta novela es lo bien construidos que están los personajes y cómo el autor mezcla a los de su invención con personales reales como Unamuno, Indalecio Prieto, Picasso o María de Maeztu entre otros. También he disfrutado paseando por ese Bilbao antiguo de mis abuelos y que solamente conozco en fotos.

Tal vez no esté siendo demasiado objetiva a la hora de escribir esta reseña porque soy bilbaína, y orgullosa de serlo, así que hablar sobre una novela que tiene a tu ciudad no sólo como telón de fondo sino como otro personaje más, es difícil.

La ciudad de los ojos grises tiene todo lo necesario para hacer las delicias de cualquier lector y sus personajes, al igual que el sirimiri, calará en todo aquel que quiera adentrarse en sus páginas y descubrir cuáles son los misterios que encierra la historia de Alfredo e Izarbe.

Portada: https://imagessl6.casadellibro.com/a/l/t0/16/9788490678916.jpg
Imagen: https://cloud10.todocoleccion.online/postales-pais-vasco/tc/2015/06/21/13/49962730.jpg

martes, 23 de abril de 2019

La bruja Mon

Autor/a: Pilar Mateos
Ilustraciones: Viví Escribá
Editorial: SM (El barco de vapor)
Año de edición: 1984
Número de páginas: 64
ISBN: 9788434814615

Haciendo limpieza en el trastero he hallado este libro de Pilar Mateos y no os podéis hacer la idea de la ilusión que me ha hecho encontrarme, después de muchos años, con él. Pensé que estaría en casa de mis padres abandonado en alguna caja y bastante estropeado pero se encuentra en buenas condiciones y me lo debí llevar en alguna de las mudanzas.

La bruja Mon fue mi libro favorito de cuando era pequeña, lo releí mil veces y me lo sabía de memoria así que no he podido resistir la tentación de volver a leerlo y, lo más sorprendente, es que me sigo acordando de las travesuras de esta bruja.

Son cuatro historietas que tienen como protagonista a La bruja Mon, una bruja un tanto cascarrabias a quien le gusta hacer travesuras con su vieja varita pero las cosas no le salen como ella quiere. En la primera historieta, La rana, mi querida brujita convierte a una niña en rana porque le ha dado un pisotón pero ocurren una serie de cosas y tendrá que pagar varias multas por ello. ¿En qué líos se habrá metido para tener que pagar con sus ahorros de trescientos años?

En la segunda, La apuesta, nuestra protagonista apuesta –valga la redundancia- con su amiga La bruja Pirula a que hace cincuenta juegos de magia, y aun haciéndolos, pierde la apuesta. ¿Qué habrá liado para no conseguirlo?

En la tercera, El reloj, La bruja Mon necesita un reloj y quiere que sea sumergible, con cronómetro y alarma, que dé las horas, los días, el mes y el año. Haciendo uso de su vieja barita, y diciendo las palabras mágicas, aparece delante de su cueva un reloj de sol pero como el día está nublado no le sirve. ¿Conseguirá otro reloj sin prepararla parda?

En la última, El eco, nuestra bruja está rabiosa porque lleva toda la tarde portándose bien y no lo soporta más así que decide convertir en tortuga a la primera niña que pase pero, como no tiene suerte, no pasa ninguna y caminando llega a una cueva y decide convertir a los posibles murciélagos que hubiera en ballenas pero, sorpresa, no hay ninguno y una voz le contesta. ¿Qué pasará dentro de la cueva?

Son historias muy divertidas con las que los más pequeños de la casa disfrutarán leyendo. Indicado a partir de seis años, con letra bastante grande y un montón de dibujos, pueden leerlo de una sentada o poco a poco al ser cuatro historias independientes. También se los puede leer un adulto y que ellos lo vayan visualizando con las ilustraciones. Estoy segura que más de un niño/a terminará, si lo lee, diciendo lo mismo que yo al terminarlo:

-¡”Y un jamón! – dijo La bruja Mon.

Investigando un poco he visto que hay una edición, con otra portada e ilustraciones de Ana Gómez, que es más colorista y llamativa pero desde mi punto de vista le falta el encanto de los dibujos de mi época. ¿Qué opináis vosotros?

Portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81Bk3ZBap0L.jpg
Imagen: http://www.canallector.com/old-thumbs/84-348-1461-7i2.jpg
Imagen: https://imagessl4.casadellibro.com/a/l/t0/54/9788467587654.jpg

lunes, 15 de abril de 2019

Empezando lectura 7

Como reto personal para este año me he propuesto terminar las series, trilogías o sagas que empecé en 2018, o al menos avanzarlas, y la serie protagonizada por Leire Altuna es una de ellas. El año pasado leí los dos primeros libros de la serie, El faro del silencio y La fábrica de armas, así que decidí continuar con El último akelarre; libro que tiene como uno de sus escenario mi ciudad natal,Bilbao, y que me tendrá ocupada los próximos días. Os dejo la sinopsis:

Bilbao se prepara para una noche festiva cuando un macabro asesinato atrae todas las miradas hacia la imponente chimenea del parque de Etxebarria. Un joven estudiante de la Universidad de Deusto pende envuelto en llamas de su vieja estructura de ladrillo. La elección del momento y el lugar apunta a un crimen ritual. La escritora Leire Altuna y la ertzaina Ane Cestero dirigirán una investigación en la que se enfrentarán a grupos neonazis, sectas destructivas y demoledoras intrigas familiares. Las pesquisas desenterrarán una turbadora conexión con una extraña muerte ocurrida en Zugarramurdi tres años atrás. Bajo su aparente postal idílica, el pueblo de los akelarres esconde secretos desgarradores que funden religión, viejas tradiciones y odios seculares. El equipo investigador tendrá que escarbar entre ellos si quiere hallar respuestas y comprenderá que los ecos de la caza de brujas que aterrorizó hace siglos la comarca flotan aún entre sus habitantes. Ibon Martín traza una inquietante historia que lleva al lector desde las vibrantes orillas del Nervión hasta los solitarios caseríos del norte de Navarra; desde los veloces ritmos del siglo veintiuno hasta los oscuros años del Santo Oficio. Una obra impactante, adictiva y estremecedora.

El principio es muy potente y engancha desde las primeras páginas, espero que continué así.

Portada: https://2.bp.blogspot.com/-EznfhcPDsBE/WIzgiZfz-iI/AAAAAAAAM3U/B00SghO0oZE2D35kEw2fUyn7cKEja24-wCLcB/s1600/El%2Bultimo%2Bakelarre.jpg

viernes, 12 de abril de 2019

La biblioteca perdida

Autor/a: A. M. Dean
Título original: The lost library
Traductor: José Miguel Pallarés Sanmiguel
Edición: 1ª ed.
Editorial: Suma de Letras
Año de edición: 2013
Número de página: 496
ISBN: 9788483654835

Arno Holmstrand, un erudito profesor de Historia, sabe que va a morir a manos de una organización que quiere apoderarse del secreto que ha guardado durante toda su vida: la ubicación de la biblioteca perdida de Alejandría. Él era su custodio. Sin embargo, antes de que acaben con su vida, Arno deja una carta destinada a la profesora Emily Weiss.

Desde el momento en que descubren el cadáver de Arno, la vida de Emily cambiará por completo, dejará de ser una profesora universitaria para viajar a rincones lejanos en busca de la biblioteca perdida. Para ello contará con las extrañas pistas que Arno le dejó en su carta antes de morir.

En su búsqueda no estará sola ya que tendrá la ayuda de su antiguo profesor de Oxford y de otros personajes que irán surgiendo a lo largo de las páginas pero la organización seguirá sus pasos muy de cerca. ¿Logrará Emily dar con el paradero de La Biblioteca?

Tenía este libro por casa desde hace tiempo y últimamente me apetece leer libros ligeros, sin demasiadas pretensiones, con los que pasar un rato agradable de lectura, así que, rebuscando en las estanterías me topé con La biblioteca perdida y la sinopsis me recordó tanto a Indiana Jones que decidí leerlo.

Al igual que en las películas protagonizadas por Harrison Ford también tendremos a nuestra protagonista, Emily, recorriendo medio mundo para tratar de encontrar la mítica biblioteca de Alejandría siguiendo las pistas que le deja el último custodio y, al igual que Indiana Jones, tendrá que enfrentarse a unas cuantas situaciones peligrosas.

Actual biblioteca de Alejandría
La novela se estructura en días, empezando un martes y terminando un domingo, y éstos en capítulos cortos que le dan mucho ritmo a la lectura. El autor no nos proporciona excesivos datos sobre los personajes pero sí los suficientes para que nos hagamos una idea de ellos y se recrea en las descripciones de los escenarios en los que se desarrolla la acción. Por un lado, nos permite conocer datos curiosos de algunos edificios o de hechos históricos pero, por otro, aburre en determinados momentos.

Hay que decir que A. M. Dean, pseudónimo bajo el que escribe el autor – no he conseguido saber quién es-, es un reconocido académico americano especializado en cultura y religión antigua y eso se refleja en la historia. Sin embargo, su estilo es fluido y claro, sin artificios ni excesivas florituras.

Como lectura no está mal si te gustan los libros de aventuras con toques de thrillers y complots, por que sí, nuestra protagonista también se enfrentará a uno de los mayores complots políticos que atañe al presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, hay cosas que no me han convencido nada. Seguramente sean rarezas mías ya que soy demasiado puntillosa para algunas cosas, por ejemplo, que en los seis días en los que trascurre la acción Emily solo duerma unas pocas horas en un aeropuerto. Cómo es posible que tenga una mente lúcida para descifrar las pistas si cualquier mortal que no duerma una noche está abotargado al día siguiente.

Respecto al final, tampoco me ha terminado de convencer ya que hay aspectos que son demasiado predecibles y la resolución de la búsqueda de la biblioteca no ha sido lo que había imaginado. No digo que sea un mal final, solo que a mí no me gusta.

Como decía, si disfrutáis con este tipo de historias os gustará La biblioteca perdida y si no es así tampoco os perdéis el libro del siglo.

Portada: https://imagessl5.casadellibro.com/a/l/t0/35/9788483654835.jpg
Imagen: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/37/Bibliotheca_Alexandrina_2013.jpg/250px-Bibliotheca_Alexandrina_2013.jpg

lunes, 8 de abril de 2019

El paseo

Autor/a: Federico Moccia
Título original: La passeggiata
Traductor/a: Mireia Carol
Edición: 1ª ed.
Editorial: Planeta
Año de edición: 2010
Número de páginas: 64
ISBN: 9788408082569

Este libro llamó mi atención cuando lo vi en la biblioteca, sobre todo por esa portada tan relajante que invita a perderse en la playa y ni me di cuenta que el autor era Moccia. Al principio estuve tentada de devolverlo a la estantería pero, al leer la sinopsis, me sorprendió que no se tratara de una de sus historias de amor adolescente. El paseo es un relato intimista y muy emotivo que trata sobre la pérdida de un ser querido, en concreto la de un padre, el de Moccia, y es a él a quien se lo dedica al poco de fallecer.

Una mañana el autor se encuentra en la playa de Anzio, una playa que despierta en él recuerdos de su niñez y adolescencia. Está desierta, el mar en calma y aún no ha despuntado el alba, un escenario idílico a la par que mágico e irreal como el encuentro que allí tiene lugar. Padre e hijo se reencuentran para decirse aquellas cosas que, por un motivo u otro, nunca se dijeron y para recordar aquellos momentos felices que se quedaron gravados en la memoria.

No penséis que por el tema que trata es una historia triste porque no lo es. Es un sueño que, estoy segurísima, todos quisiéramos vivir si algo así fuera posible con ese ser querido que, desgraciadamente, ya no está. El paseo es un relato para leer con calma –aunque se lee en un suspiro por su corta extensión-, para disfrutar de una escritura intimista, casi poética, con unas descripciones muy vívidas que tocará la fibra sensible de todo aquel que decida adentrarse en sus páginas.

Tengo que reconocer que la forma de escribir de Moccia me ha conquistado por completo, sobre todo, por las descripciones de sus recuerdos y la de esa playa de Anzio que tengo la suerte de haber conocido. Supongo que el listón está demasiado alto pero tengo curiosidad por saber si esta forma de escribir se ve plasmada en sus otras obras aunque son historias de las que huyo como de la peste. Quién sabe, tal vez me enganche.

“El paseo es la historia de un hermoso sueño, de un deseo imposible que se cumple por arte de magia. Un libro que habla al corazón de padre y de hijos.”

Portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81-KMng1NZL.jpg