martes, 16 de julio de 2019

El Castillo

Autor/a: Luis Zueco
Edición: 1ª ed.
Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2015
Número de páginas: 688
ISBN: 978-84-666-5774-7
Trilogía Medieval 1

Que me gustan las novelas policíacas y de suspense es evidente pero también las de corte histórico me apasionan así que, buscando reseñas de este género, me topé con El castillo de Luis Zueco, autor del que no había leído nada porque me era totalmente desconocido hasta el momento.

El castillo nos traslada a la Edad Media española, concretamente al siglo XI más conocido como el siglo de las cruzadas porque los reinos cristianos europeos responden a la llamada del Papa para arrebatarles el control a los musulmanes de Tierra Santa. En la Península Ibérica el Califato de Córdoba va perdiendo hegemonía a favor de los Reinos de Taifas y a lo largo de la cordillera septentrional surgen diversos núcleos de población cristiana constituidos por las gentes establecidas en esas montañas, y por otras que en ellas buscan refugio, continuando así la resistencia a los invasores musulmanes.

Zueco nos lleva a uno de esos núcleos, concretamente a Loarre, territorio fronterizo entre la tierra llana y la ocupada donde el rey Sancho III el Mayor manda construir un castillo defensivo que, gracias a su situación estratégica, sirviera tanto para frenar los ataques musulmanes como de base para la reconquista de los territorios ocupados. Así pues, el rey hace llamar al último maestro constructor lombardo que queda en la Península ya que nadie más que él puede construirlo.

Junto al lombardo, hombres y mujeres irán hasta Loarre para construir el castillo con la esperanza de encontrar un futuro mejor. Entre ese grupo se encuentran Ava, mujer poco común no sólo por el color de su pelo sino por ser una aguerrida y ducha arquera; un sacerdote, religioso defensor del antiguo rito hispano; Eneca, hija del señor de Xabier que deberá sobrevivir sola tras quedarse huérfana y cuya mirada es especial; Juan, maestro carpintero, al que el lombardo tomará como su aprendiz; su hijo Fortun, un muchacho introvertido que no muestra aparente interés por nada y Javierre, el hijo de un pastor, que se convertirá en el mejor amigo de Fortún.
Castillo de Loarre

El Castillo narra, por un lado, la historia de aquellas gentes y de quienes les gobernaban, así cómo su forma de vida, sus antiguos ritos que terminaron desapareciendo en pos del impuesto por el Papa y la creación del reino aragonés por Ramiro I. Por otro, su construcción y las vicisitudes por las que se pasan para llevarlo a cabo, convirtiendo al propio castillo en uno de los personajes más importantes de la novela.

Narrado en tercera persona y con abundantes diálogos, Zueco crea una obra muy bien estructura, con unos personajes definidos –tanto los ficticios como los reales- a los que vemos evolucionar según pasamos las páginas. Seremos testigos mudos de las conspiraciones, batallas, amores, asesinatos, viajes, traiciones y un sinfín de cosas más por las que pasan los personajes y el propio castillo hasta que es terminado.

Pese a sus casi setecientas páginas, su lectura no es nada pesada ya que el ritmo se mantiene a lo largo de la obra. Sin embargo, las partes dedicadas a la construcción y a la arquitectura pueden resultar un poco tediosas ya que, aunque hay términos que sí nos pueden resultar conocidos, muchos otros no lo serán. Personalmente he tenido que recurrir a Google para saber lo que es una torre albarrana. No os preocupéis por esto, porque es una mínima parte y, en general, la terminología está muy bien explicada.

Lo que más me ha llamado la atención es la recreación de aquella época pudiendo imaginar todos los escenarios en los que se desarrolla la acción así como la propia construcción del castillo, desde su ubicación en una montaña hasta la edificación de sus torres, abadía, murallas… Otro aspecto que también destacaría es que los topónimos de las ciudades se mantienen y así, Zaragoza es Saraqusta o Barbastro es Barbatur.

El Castillo, primera parte de la Trilogía Medieval, es una buena novela histórica que hará las delicias de quienes os adentréis en sus páginas y desde ya os digo que os entrarán muchas ganas de visitar el castillo de Loarre que está considerado como la fortaleza románica mejor conservada de Europa, con sus casi mil años de existencia.

Portada: https://imagessl7.casadellibro.com/a/l/t0/47/9788466657747.jpg
Imagen: http://redhistoria.com/wp-content/uploads/2013/05/castillo-loarre-vista-lateral.jpg

domingo, 7 de julio de 2019

La cocinera de Himmler

Autor/a: Franz-Olivier Giesbert
Título original: La cuisinière d’Himmler
Traductor/a: Juan Carlos Durán Romero
Edición: 1ª ed.
Editorial: Alfaguara
Año de edición: 2014
Número de páginas: 335
ISBN: 978-84-204-1590-1

Si no hubiera sido porque me lo regalaron dudo que lo hubiera leído este libro por muy buenas críticas que haya tenido. Creo que es más el bombo y platillo que le dieron en su momento que lo que realmente es y, por lo general, huyo en dirección contraria de este tipo de libros. Sin embargo, que le hubiera engancho a una de mis amigas, que no suele leer, hizo que despertara en mí cierta curiosidad ya que es difícil verla con un libro entre las manos.

Así que decidí leerlo y me ha costado horrores terminarlo. No porque sea un mal libro o esté mal escrito sino porque no he conseguido conectar con Rose, la protagonista, una anciana que narra en primera persona su biografía. Desde su nacimiento, en pleno genocidio armenio, nos hace testigos de los hechos más relevantes del siglo XX como, por ejemplo, el ascenso al poder de Hitler, la ocupación nazi, la inmigración a Estados Unidos y el maoísmo de la China comunista así como la muerte de sus padres, su marido y sus hijos; su pasión por la cocina y el sexo, o, su sed de venganza que solo se sacia cuando es consumada.

Giesbert crea un personaje con carácter que, en un principio, despertó mi simpatía al ver a una anciana con el arrojo suficiente para enfrentarse ella solita a un ladrón al que apunta con su pistola pero, a medida que la historia avanza, ese interés ha ido decayendo al no parecerme nada creíble que tenga que matar para poder vivir tranquila o que una salamandra que habla sea la voz de su conciencia.

Sí tengo que reconocer que se lee bien, que el ritmo es rápido debido a capítulos cortos, un lenguaje sencillo pero cuidado, diálogos abundantes y que la parte histórica está bien tratada pero veo una trama muy flojita que arranca con mucha fuerza y se deshincha a medida que pasan las páginas.

Soy de la opinión de que cada libro tiene un tipo de lector y un momento en que leerse, probablemente ni yo sea una buena lectora para esta historia ni lo haya leído en el momento oportuno pero sí tengo claro que no volvería a leerlo porque lo único que ha conseguido engancharme es la pasión de Rose por la cocina y volver a viajar a París o Alemania a través de los pasajes que narra.

Por lo demás, La cocina de Himmler es una historia que podría haber dado mucho más juego por su frescura y originalidad pero que cojea con unas partes poco creíbles y un final, a mi modo de ver, mal rematado.

Portada: http://www.culturamas.es/wp-content/uploads/2014/02/portada-cocinera-himmler_grande.jpg

martes, 2 de julio de 2019

El invierno en Lisboa

Autor/a: Antonio Muñoz Molina
Edición: 7ª ed.
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2004
Número de páginas: 221
ISBN: 84-322-0803-5

Abrir las páginas de este libro es como sentarse en la butaca de un cine antiguo y ver una película en blanco y negro donde la música de una trompeta interpreta una pieza de jazz esperando a que irrumpa en escena la femme fatal que, con su sola presencia, es capaz de cautivar al protagonista.

El invierno en Lisboa es eso, un homenaje al cine negro americano y a los tugurios de jazz donde una historia pasional se entremezcla con persecuciones, traficantes de cuadros y crímenes sórdidos entre Lisboa, Madrid y San Sebastian.

Un narrador anónimo nos cuenta la historia de Santiago Biralbo, un pianista de jazz que llevaba una vida anodina hasta el día que se cruza en su camino Lucrecia; mujer de un estafador de obras de arte que -como no podía ser de otro modo- la apartará de su lado, sumiéndolo en la soledad, viviendo con la esperanza de encontrar una carta en el buzón a la vuelta del trabajo y pensando que todo ha sido un sueño, que Lucrecia no es más que un producto de su imaginación.

Tras dos años sin saber nada de ella, Lucrecia reaparece momentáneamente en la vida de Biralbo dejando a su paso un mapa de Lisboa con la palabra Burma escrito en él. Esta vez no va a perderla y corre tras ella a la capital portuguesa, buscándola entre los rostros de la gente sin saber que no es el único que quiere encontrar a Lucrecia. Malcolm, su marido, quiere recuperar lo que le pertenece y no hablo únicamente de su mujer, sino de un cuadro de Paul Cézanne por el que es capaz de matar.

Una vez leído y, siendo sincera, tengo que reconocer que el estilo de Muñoz Molina me ha gustado muchísimo porque me ha parecido un autor de oficio que cuida en extremo los detalles, las descripciones y, sobre todo, las palabras, la forma de expresarlas y que, no en vano, le sirvió para ganar con esta obra el Premio de la Crítica y el Nacional de Literatura en 1998. Sin embargo, no me ha parecido una obra redonda porque el ritmo narrativo me ha resultado demasiado cadencioso y en una novela de este tipo lo que busco es que la acción me atrape y me mantenga pegada al libro de principio a fin cosa que no ha logrado El invierno en Lisboa. Con esto no quiero decir que sea un libro malo, todo lo contrario. Desde un punto de vista técnico es magistral, y no tiene pega alguna, pero le falta un poco más de ritmo en la acción, que no en los elementos de ésta, para ser una obra sublime.

Portada: http://2.bp.blogspot.com/_td4xAzN89vI/TCdxS7nJ-mI/AAAAAAAABhE/z3rxZp9DRSY/s1600/m.jpg
Imagen: http://anpoto.blogs.uv.es/files/2009/07/jazz1.jpg

lunes, 3 de junio de 2019

Empezando lectura 8

Sé que tendría que haber terminado la Trilogía de Trajano antes de aventurarme a leer Yo, Julia (ya que se desarrolla en años posteriores) pero no he podido resistirme y me he adentrado en las páginas que narran la historia de una mujer fascinante, tenaz y tan inteligente como astuta que consiguió crear la dinastía Severa.

Santiago Posteguillo es una apuesta segura y lo que llevo leído me está gustando mucho, estoy convencida que disfrutaré con esta lectura de la que os dejo la sinopsis a continuación:

192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más ambicioso: una dinastía. Roma está bajo el control de Cómodo, un emperador loco. El Senado se conjura para terminar con el tirano y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de Estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén. 


De pronto, Roma arde. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad? Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de empezar. Pero para Julia la partida ya ha empezado. Sabe que solo una mujer puede forjar una dinastía. 


¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído?

Imagen: https://static1planetadelibroscom.cdnstatics.com/usuaris/libros/fotos/281/m_libros/portada_yo-julia_santiago-posteguillo_201810191101.jpg

miércoles, 29 de mayo de 2019

El último akelarre

Autor/a: Ibon Martín
Edición: 4ª ed.
Lugar de edición: Donostia
Editorial: Travel Bug
Año de edición: 2017
Número de páginas: 431
ISBN: 978849440796
Serie: Leire Altuna 3

Este año me he propuesto avanzar y, si es el caso, terminar las series y sagas que tengo empezadas. El último akelarre es la tercera entrega de la serie protagonizada por la escritora Leire Altuna que tan buenos ratos me ha hecho pasar.

Ibon Martín da comienzo a esta historia con una escena muy potente: nos encontramos en Bilbao donde Leire acaba de participar en una regata de traineras celebrada en la ría cuando, tras el bullicio con el que jaleaban a las remeras cesa y se hace el silencio, se da cuenta de que las miradas de la gente se dirigen al parque de Etxebarria donde una bola de fuego cuelga a media altura de su emblemática chimenea. Al principio piensa que es una hoguera de las muchas que habrá esa noche pero la silueta que se vislumbra entre las llamas y los alaridos de dolor no dejan lugar a dudas: una persona se está quemando viva.

La investigación del caso se lo encomiendan a Ane Cestero que, tras su buen hacer en la resolución del caso del sacamantecas –el asesino de El faro del silencio, primer libro de la serie- se tendrá que enfrentar a lo que apunta ser un crimen ritual. Sin embargo, aunque habrá más victimas, contará con la ayuda de Leire e Iñigo, un profesor de criminología, para esclarecer el caso.

Aunque esta es la trama principal, el autor la intercala con una subtrama acaecida en el pasado, concretamente en los años 1609-1610 en el pueblo navarro de Zugarramurdi. Así conocemos a María, una joven pastora a la que su abuela prepara para ser partera, y a la que una amiga acusa de bruja por celos y envidia. También seremos testigos de lo que aconteció allí y en los pueblos de alrededor, un hecho histórico real, en el que más de un tercio de la población fue acusada de brujería, no porque lo fueran realmente, sino por las envidias y rencillas que había entre sus habitantes y también la animadversión del abad del monasterio de Urdax.

Parque de Etxebarria
Pese a que a priori nada tienen en común, las dos historias están relacionadas entre sí, ¿cuál es el nexo de unión? Es algo que deberás descubrir por ti mismo si decides adentrarte en las páginas de El último akelarre y que no te eche para atrás que sea la tercera entrega de la saga ya que cada libro es autoconclusivo y se pueden leer independientemente, si bien es cierto que es mejor leerlas por orden.

Sé que ya lo mencioné en su momento pero lo mejor de estos libros, a parte de lo entretenidos que son si te gusta este género, es el cómo Marín recrea los escenarios en los que desarrolla la historia. Soy bilbaína y he visto reflejada mi ciudad perfectamente con su caos urbano, la universidad de Deusto, el barrio de Santutxu, el parque de Etxebarria y la ría como eje vertebrador de la ciudad. También conozco bien Zugarramurdi ya que vivo en Navarra desde hace unos años y he tenido la suerte de visitar este pueblo en contadas ocasiones y tanto la tranquilidad que allí se respira como sus impresionantes valles, su cueva con el río del Infierno, los prados verdes donde pastan las ovejas y el canto de los pájaros quedan plasmados a lo largo de las páginas.

Cuevas de Zugarramurdi
El libro se estructura en sesenta y tres capítulos y hacen referencia a los días de la la investigación, comenzando el 14 de junio de 2015 y terminando el 27 del mismo mes. Es decir, trece días en los que se desarrolla la trama y en los que nos volvemos a encontrar con los mismos personajes de anteriores entregas: Leire Altuna, la ertzaina Cestero; Iñigo, el profesor de criminología; la hermana y la madre de Leire así como su pareja a los que vemos evolucionar, si bien el cambio más radical se aprecia en Cestero y no tanto en el resto del elenco.

A parte de los asesinatos y la caza de brujas, que son los ingredientes principales de El último akelarre, también nos encontramos con una crítica velada –o quizá no tanto- a los grupos neonazi que atacan a homosexuales, indigentes, extranjeros; también a sectas, manipulando a la gente de forma que anulan su voluntad. Elementos que conjugan un libro entretenido, con un lenguaje sencillo, sin artificios y con capítulos cortos que dan mucho dinamismo a la lectura.

Martín sabe cómo atraer la atención del lector con un ritmo constante que se acelera al acercarse el desenlace donde todas las piezas encajan en su lugar y te das de bruces al descubrir que quien creías que es el asesino nada tiene que ver en las muertes y te sorprendes al ver quién es el culpable y sus motivos, así como el nexo que une la historia del presente con la acaecida en el pasado.

Sé que a más de uno le echará para atrás que sea una serie pero, de verdad, si os llama la atención que no sea impedimento porque, como ya he dicho anteriormente, son libros independientes y autoconclusivos.

Portada: https://images-eu.ssl-images-amazon.com/images/I/51DOPs%2B6LoL.jpg
Imagen 1: https://img4.viajar.elperiodico.com/60/fa/d2/chimenea-bilbao-650x365.jpg
Imagen 2: http://cuevasdezugarramurdi.com/wp-content/uploads/2017/07/cropped-cuevaszugarramurdi1.jpg