viernes, 24 de enero de 2020

Por fin es viernes 14


Estoy segura de que la canción que hoy os comparto os sonará a más de uno porque, aunque se publicó en 1984 como primer sencillo del álbum Born in the USA, es uno de los mayores éxitos del gran Bruce Springsteen.


Tenía dudas sobre ponerlos éste videoclip o el del concierto en el Hard Rock Calling Festival de Londres 2013 con la E Street Band pero al final me quedo con el primero, dirigido por Brian de Palma, y en el que aparece una jovencísima actriz bailando con el Boss. ¿Sabéis decirme de quién se trata?

martes, 21 de enero de 2020

Empezando lectura 12

Como ya os comenté en el balance de las lecturas del año pasado Donato Carrisi ha sido todo un descubrimiento para mí y, tras la lectura de El tribunal de las almas, me quedé con muchísimas ganas de seguir leyendo la segunda parte de esta trilogía así que ayer mismo empecé El cazador la oscuridad y me tiene enganchada desde la primera página.

Los personajes principales siguen siendo los mismos, Marcus y Sandra, y volvemos a adentrarnos en una Roma siniestra donde el mal hace acto de presencia a través de unos crímenes muy particulares. Como siempre, os dejo la sinopsis:

“En una Roma muy inquietante, un hombre investiga misterios y crímenes sin resolver. Busca anomalías, pero sobre todo intenta descubrir su propia identidad. Sus investigaciones lo llevan al lugar donde se custodian los pecados más abominables cometidos por la humanidad. Es el mayor archivo sobre el mal. El secreto más oculto del Vaticano”.

¿Qué os parece? ¿Habéis leído alguno de los libros del autor?

Imagen: http://www.duomoediciones.com/clases/tools/imgManager.php?url=/cont/catalogo/imagePot/WEB_FRONTAL.jpg&width=175

martes, 14 de enero de 2020

Estudio en escarlata

Autor/a: Arthur Conan Doyle
Título original: A study in scarlet
Traductor/a: Álvaro Delgado Gal
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Madrid
Editorial: Alianza
Año de edición: 2012
Número de páginas: 192
ISBN: 9788420665696
Serie: Sherlock Holmes 1

Como ya os comenté en una entrada anterior, uno de los propósitos para este nuevo año es leer a varios autores clásicos así que mi primera lectura de este 2020 ha sido Estudio en escarlata de Arthur Conan Doyle, inicio de las novelas protagonizadas por la singular pareja formada por Sherlock Holmes y el doctor Watson, publicada por primera vez en 1887.

Nada más empezar conocemos al doctor Watson y es él, en primera persona, quien nos cuenta que está licenciado por el Gobierno tras haber recibido un balazo en el hombro cuando ejercía de médico militar en Afganistán. Con la modesta paga que percibe no puede seguir costeando su alojamiento en un hotel y decide compartir habitación. Es así, que a través de un antiguo practicante, conoce a Sherlock Holmes y, tras las debidas presentaciones, deciden compartir residencia en el ya famoso 221 B de Baker Street.

Un día, tras leer un artículo en el periódico en el que se ensalzan las virtudes de la observación y la deducción del que Holmes es autor, éste le confiesa a Watson que se dedica a ejercer de detective asesor para la policía, más concretamente al detective Lestrade, cuando se presentan dificultades en algún caso. Tal es así, que el inspector Gregson contacta con Holmes para que les ayude en un caso un tanto extraño. Un policía que hacía su ronda descubre el cadáver de un hombre en una casa abandonada, no presenta herida alguna ni síntomas de violencia, no hay ningún arma y tampoco se han llevado nada de la estancia pero sí hay huellas de sangre en la habitación y una tarjeta con el nombre del finado.

Cuando Holmes y Watson llegan a la escena del crimen Sherlock se pone a mirar toda la estancia y emplea sus dotes de observación y deducción. Tras unas comprobaciones sabe quién es el asesino, es posible motivo y el método empleado para acabar con la víctima. Cómo lo consigue es algo que debéis descubrir por vosotros mismos y os animo ha hacerlo ya que es una historia muy interesante.

Protagonistas serie Sherlock
Creo que todo el mundo conoce a estos personajes creados por Doyle hace más de cien años ya que se han hecho montones de series, películas e incluso dibujos y cómics. Sin embargo, nunca me había animado a leer los libros hasta ahora y no me arrepiento en absoluto ya que he disfrutado muchísimo con la historia y los personajes, especialmente con Holmes y sus métodos deductivos.

El autor estructura su obra en dos partes, en la primera de ellas nos presenta a Holmes y a Watson con unas descripciones muy vívidas tanto de los personajes como de los escenarios en los que trascurre la acción y nos presenta el caso al que han de enfrentarse. Por otro lado, en la segunda parte, conoceremos la historia del fallecido así como la de su asesino, los motivos que le llevan a cometer tal crimen y el proceso a través del cual Holmes resuelve el caso.

Con unos personajes muy carismáticos –no he podido evitar ponerles la cara de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman-, un lenguaje muy cuidado como el que requería la época y unos métodos deductivos muy ingeniosos, Doyle crea una historia muy amena y de fácil lectura pese a su corta extensión que, en el momento de su publicación, levanto ciertas ampollas ya que fue muy criticada por los miembros de la Iglesia Mormona. Y si os estáis preguntando qué papel juegan los mormones en toda esta historia os digo que mucho más de lo que os podáis imaginar, así que, si os pica la curiosidad os animo a adentraros en las páginas de Estudio en escarlata.

martes, 7 de enero de 2020

Botín de Reyes

Por fin se han acabado las fiestas navideñas y volvemos a la rutina diaria pero ayer fue el día de Reyes y, aunque en mi casa somos más de Olentzero, siempre nos ha gustado dejar una tontería bajo el árbol. En mi caso lo han tenido muy fácil ya que con un libro saben que aciertan seguro y he aquí el botín de este año:


Las huellas imborrables de Camila Läckberg: Erica Falck retoma su trabajo como escritora tras la baja de maternidad. Ahora le toca a marido, el comisario Patrik Hedström, ocuparse de la pequeña Maja. Pero el asesinato de Erik Frankel, un historiador especializado en la II G.M., le obliga a compaginar la paternidad con el trabajo. Lo más inquietante es que poco antes de la muerte del historiador, Erica le había visitado para conseguir información sobre una antigua medalla nazi que había encontrado en el desván de su casa junto a los diarios de su madre. ¿Puede existir alguna relación entre esta visita y los acontecimientos que condujeron a la muerte de Erik Frankel?

El cazador de la oscuridad de Donato Carrisi: En una Roma muy inquietante, un hombre investiga misterios y crímenes sin resolver. Busca anomalías, pero sobre todo intenta descubrir su propia identidad. Sus investigaciones lo llevan al lugar donde se custodian los pecados más abominables cometidos por la humanidad. Es el mayor archivo sobre el mal. El secreto más oculto del Vaticano.

La Red Púrpura de Carmen Mola: Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, allana la vivienda de una familia y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirman sus sospechas: el chico está viendo en directo cómo dos encapuchados torturan a una joven. Impotente, presencia el sádico espectáculo hasta la muerte de la víctima. ¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura? La BAC ha estado investigando durante meses a esta organización que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena ha mantenido en secreto, incluso para su compañero, el inspector Zárate, su mayor temor: que la desaparición de su hijo, cuando no era más que un niño, pueda estar relacionada con esa trama macabra. ¿Dónde está Lucas? ¿Quién es ahora? ¿Y qué límites está dispuesta a transgredir?

Las hijas de la tierra de Alaitz Leceaga: Año 1889, La Rioja. Hay quien dice que una maldición se ciñe sobre los viñedos, secos desde hace años, de la finca Las Urracas. Mientras las grandes bodegas de la región comienzan su edad dorada, Gloria -la joven hija del propietario- languidece en la vieja mansión familiar, viendo aproximarse otro otoño sin cosecha.
Sometida a la autoridad de una tía cruel y un padre ausente, Gloria verá cambiar su vida de un día para otro cuando tenga que ponerse al frente del negocio familiar. Será entonces cuando comience una larga batalla que la enfrentará a los bodegueros y caciques locales, que no conciben tener como rival a una mujer. Y menos a una que pone en duda sus viejos privilegios...
Con la ayuda de sus hermanas, Gloria luchará por recuperar el esplendor de sus viñedos, al tiempo que se adentra en los secretos que esconden las habitaciones cerradas y los campos muertos de Las Urracas.

Fotografía digital de alta calidad de José Mª Mellado: No os pongo la sinopsis (salvo que a alguien le interese específicamente) ya que se trata de un manual sobre fotografía digital que abarca diferente técnicas y que no creo que os interese demasiado salvo que seáis unos apasionados de la fotografía como yo.

Jardín secreto de Johanna Basford: Libro con ilustraciones para colorear en las que descubres un mundo fantástico de flores, plantas curiosas y pequeños animales. Me encanta relajarme coloreando mientras escucho alguna de mis óperas favoritas y esta edición es especial ya que el papel es muchísimo más gordito que la versión normal y te permite trabajar con otros materiales que no sean lápices de colores.

¿También os habéis hecho con un buen botín de Reyes? ¿Habéis leído alguno de los libros? ¿Os gusta también la fotografía o los libros de colorear para adultos?

Imagen: archivo personal

viernes, 3 de enero de 2020

Balance 2019

Me hubiera gustado publicar esta entrada hace unos días pero las vacaciones navideñas no me están dejando mucho tiempo libre pero, como se suele decir, más vale tarde que nunca.

Por delante tenemos otros trescientos sesenta y cinco días que nos depararán un sinfín de cosas, algunas buenas y otras no tanto, pero lo que importa es aprovechar cada momento y quedarse con aquello que nos hace ser felices. Una de las cosas que me dan felicidad es leer y son muchos los buenos momentos que me ha deparado la lectura, así que, echando la vista atrás, esto es lo que ha dado de sí 2019.

Empecé el año leyendo Los asesinos del emperador de Santiago Posteguillo –todo un descubrimiento- y lo he terminado con La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río. Entre ellos se han colado títulos de géneros variados pero sigo teniendo predilección por las novelas negras, policíacas y los thrillers.

Entre los libros que más me han sorprendido se encuentran: La novia gitana de Carmen Mola, desde que leí la primera reseña fue un libro que me llamó mucho la atención por su argumento y también porque la ponían como el fenómeno literario de la novela negra española, género con el que disfruto sobremanera, y ha cumplido con creces las expectativas que tenía puestas en él. El paseo de Federico Moccia, ya que tenía a este autor como un escritor de novelas románticas y no soy nada dada a leer este género pero esta obra, cortita y de fácil lectura, es un relato intimista en la que el autor nos muestra algunos de sus recuerdos. Entre tonos de gris de Ruta Sepetys, una novela ambientada en la II G.M. que cuenta, a través de la voz de una joven de quince años, la barbarie que sufrieron miles de personas a manos de Stalin durante la anexión de Lituania, Estonia y Letonia.

Entre las lecturas más divertidas de este año se encuentran Las tribulaciones de Wilt de Tom Sharpe, un libro muy divertido y con mucha ironía que me ha sacado más de una carcajada. También lo consiguió David Safier, especialmente con Jesús me quiere y con las graciosas imágenes que pueblan sus páginas.

También ha habido lecturas que no han cumplido mis expectativas, ya sea porque el listón lo tenían muy alto o porque no ha sido lo que yo esperaba. Le tenía muchas ganas a La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río, un thriller muy interesante pero cuyo final me ha sentado como un jarro de agua fría al tener que ser yo, como lectora, quien elija entre dos posibles opciones y, lo siento pero, me gusta que todas las piezas encajen en su lugar y no quedarme con dudas si no hay una continuación. Con la Cocinera de Himmler de Franz-Olivier Giesbert no pude conectar con la protagonista y la historia en sí se me hizo muy cuesta arriba al no resultarme nada creíble. Algo parecido me sucedió con Mentiras que matan de Shopie Hannah, una historia a la que le tenía muchas ganas pero tampoco puede congeniar con su protagonista y la historia tampoco me ha gustado como ha sido llevada por la autora.

Por otro lado, han sido muchos los que me han hecho disfrutar y transportarme a otros lugares o épocas pero me quedo con Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, una maravilla para quienes nos gusta la novela histórica; El Castillo de Luis Zueco, con el que viajé a la Edad Media y disfruté de las vicisitudes durante la construcción del Castillo de Loarre en el que se basa la novela y La bruja Mon de Pilar Mateos, mi cuento favorito de cuando era pequeña y que me sé de memoria de tantas veces que lo he leído pero es que son tantos los buenos recuerdos que asocio a este libro que tenía que estar entre mis mejores lecturas del año sí o sí.

Pero las joyas literarias del año son para dos autores que han supuesto todo un descubrimiento para mí: Santiago Posteguillo y Donato Carrisi. Con Los asesinos del emperador descubrí al que se está convirtiendo en mi autor favorito de novela histórica. La antigua Roma me apasiona y con esta novela pude trasladarme al siglo I d.C. y ser testigo de la conjura para matar a Domiciano, el último emperador de la dinastía Flavia. Con Yo, Julia, del mismo autor, volví a disfrutar como una enana leyendo el papel que desempeñó Julia Donna en la lucha por el poder cuando Roma estaba a punto de desmembrarse en el 192 d.C. El tribunal de las almas, de Carrisi, supuso mi primera toma de contacto con éste autor y no va a ser la última ya que teje una trama magistral en la que nada ocurre por azar y donde todas las dudas del lector las va despejando a golpe de página, sin dejar ningún cabo suelto y haciendo que la acción vaya in crescendo hasta atraparte por completo, dejándote con cara de pasmo, hasta llegar a un final totalmente inesperado.

No son todos los que están, obviamente ha habido más títulos, pero los más destacados para bien o para mal son estos de los que os hablo.

Aunque sé que en estas fechas hay miles de retos literarios muy interesantes y divertidos pululando por la blogosfera tengo que reconocer que, nuevamente, no me sumo a ninguno de ellos ya que me agobia mucho leer por “obligación” y soy más de ir a mi aire en cuanto a lecturas se refiere. Sin embargo, sí me he propuesto terminar con la serie de Wilt, de Tom Sharpe y con la de Leire Altuna de Ibon Matín, así como seguir avanzando con todas las demás series y sagas que tengo empezadas. Otros propósitos para este nuevo año son leer varios autores clásicos y salir un poco más de mi zona de confort literaria. Queda todo un año para ver si lo consigo.

Espero que 2019 os haya deparado más satisfacciones que decepciones en cuanto a libros se refiere y que 2020 nos siga brindando descubrimientos de autores, libros, blogs y, sobre todo, momentos felices haciendo algo que nos gusta: leer.

Feliz año nuevo a todos.