lunes, 13 de julio de 2020

Ángeles y demonios

Autor: Dan Brown
Título original: Angels and demons
Traductor/a: Eduardo G. Murillo
Editorial: Umbriel
Edición: 1ª ed.
Año de edición: 2004
Número de páginas: 608
ISBN: 978-84-95618-71-9
Serie Robert Langdon 1

Hace siglos que tengo este libro por casa y, sinceramente, ni me acordaba de él hasta que haciendo limpieza en las estantería lo vi y, aunque dije que no iba a empezar más series o sagas, aquí estoy con la primera entrega de la serie protagonizada por Robert Langdon.

Brown da comienzo a este thriller en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) donde encuentran muerto en su laboratorio a uno de sus físicos, Leonardo Vetra, completamente desnudo y con la palabra “Illuminati” grabada a fuego en su pecho. Por ello Max Kohler, director del CERN, se pone en contacto con el experto en simbología religiosa Robert Langdon para explicarle que no solo han asesinado a Vetra sino que han robado el experimento en el que Leonardo y su hija Vittoria habían estado trabajando: la antimateria, una fuente de energía si se hace buen uso de ella o un arma de destrucción masiva si cae en las manos equivocadas.

Con el asesinato de Vetra todo indica que la orden extinta de los Illuminati ha vuelto a resurgir al amenazar a la Iglesia católica con destruirla desde dentro ya que han colocado la antimateria en algún lugar de El Vaticano. Desde ese momento comienza la cuenta atrás para Langdon y Vittoria, que aunarán fuerzas para encontrar al asesino y evitar que explote la antimateria. Junto a ellos viajaremos a lugares emblemáticos de Roma, como el Panteón de Agripa, Santa María del Popolo o a la Fuente de los Cuatro Ríos para seguir el camino de la iluminación, a través de las “pistas” que la orden dejó en la ciudad en obras de Bernini, y localizar tanto la guarida de los Illuminati como a su líder.

El autor enmarca esta trama en los días posteriores a la muerte de un Papa y con el Cónclave a punto de celebrarse. Si las cosas podían complicarse para los protagonistas, con estas circunstancias añadidas ni os cuento ya que la acción va in crescendo a medida que se va desarrollando la historia.

Tengo que reconocer que es un libro que me ha enganchando desde las primeras páginas porque tiene ingredientes bastante atractivos para alguien que, como yo, disfruta con una novela de asesinatos; más si le añades una orden secreta extinta hace siglos, un asesino que mata siguiendo los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua), una trama atrayente y una localización tan impresionante como es la ciudad de Roma.

Según iba leyendo había cosas que me llamaban la atención, como que a los Papas no se les realizan autopsias, que el Cónclave se sigue realizando con el mismo ritual de siglos atrás y que es el camarlengo del Papa fallecido quien lo organiza y administra la Iglesia y El Vaticano hasta el nombramiento del nuevo Pontífice. También me ha sorprendido la imaginación que tiene Brown para dar significado, por decirlo de algún modo, a la simbología de las obras de Bernini para relacionarlas con los Illuminati. Si leéis el libro, o ya lo habéis hecho, entenderéis a qué me refiero.

Una de las cosas que me gustan de este tipo de libros es descubrir antes que los protagonistas quién es el asesino, en este caso quién es el líder de los Illuminati, y tengo que decir que, cuando todo apuntaba a quien yo pensaba, Brown me da en los morros con el personaje menos obvio. No será ésta la única sorpresa que se guarde en la manga ya que se revela un secreto que deja con la boca abierta y que daría pie a un debate interesante.

También he disfrutado con la “eterna lucha” Religión – Ciencia, el eje principal en el que gira la trama, y que a través de ciertos personajes se irán exponiendo razonamientos de ambas partes para justificar las atrocidades que se han cometido en nombre de la Iglesia y en pos del avance científico para dar sentido al origen del universo, de la vida… de todo. Soy atea y esto es una novela de ficción, además, tampoco me creo todo lo que leo pero sí estoy de acuerdo con el autor en que Ciencia y Religión van de la mano.

Como no todo puede ser perfecto, hay cosas que no me han terminado de gustar. Entre ellas el final que me ha parecido excesivamente fantasioso porque no lo veo nada plausible, vale que es una novela pero es demasiado para mi sentido común. Tampoco creo que, en el tiempo que tienen antes de que explote la antimateria, se pueda recorrer toda Roma tras un asesino, dar con la guarida de los Illuminati y explorar la biblioteca vaticana, entre otras cosas. Quizá sea demasiado quisquillosa pero, en mi opinión, a Brown se le ha ido de las manos el final.

Pese a todo, he disfrutado con la lectura de Ángeles y demonios así como con sus personajes y ambientación. No es la quinta esencia literaria pero es un libro que engancha desde el principio, tiene un ritmo muy ágil y el estilo del autor es sencillo y sin artificios. Así que, seguramente me anime a leer la segunda entrega de la saga Robert Langdon: El código Da Vinci.

Portada: https://cloud10.todocoleccion.online/libros-segunda-mano-terror-misterio-policiaco/tc/2018/05/01/19/119560855.jpg

miércoles, 1 de julio de 2020

El amante de Nefertiti

Autor/a: Alvaro Bermejo
Edición: 1ª ed.
Editorial: Algaida
Año de edición: 2012
Número de páginas: 576
ISBN: 9788498778465

Cuando vi en la biblioteca este libro no pude resistirme a leerlo, más cuando en los meses de confinamiento aproveche para hacer un curso de egiptología de la UAB, pensando que me encontraría con una historia ambientada en el antiguo Egipto y que me trasportaría a la ciudad perdida de Amarna.

Tras una introducción en la que se nos cuenta lo que se sabe sobre las tumbas del faraón Akenathon y de su gran esposa real, Nefertiti, el autor nos traslada a la maravillosa isla de Capri en el año 1920. Allí conoceremos al barón Fersen, un excéntrico aristócrata que está convencido de que la tumba del faraón de la dinastía XVIII se encuentra en algún lugar de la isla puesto que así lo indica los papiros encontrados por Alessandro de Caltagirone.

Para dar con la tumba del faraón, el barón Fersen contrata al arqueólogo Kenneth Conway que acepta la disparatada proposición con el fin de reunir fondos para sus expediciones en Egipto. Conway decide excavar en Villa Helios, una de las villas que mandó construir el emperador Tiberio.

Entre excavaciones y descifrar los papiros, a Conway aún le queda tiempo para asistir a las fiestas que Fersen organiza en Villa Lysis donde el opio y los excesos son dos invitados más. Allí conocerá a Letizia, la hija de un importante banquero con la que tendrá un affaire, así como a otros personajes ilustres de la isla.

Un día, uno de los trabajadores de la excavación en Villa Helios descubre una gruta y, cuando todos se marchan a sus casas, Conway aprovecha para adentrarse en ella descubriendo una puerta de adobe. Tras derribarla accede a una estancia en la que hay tres estatuas egipcias pero tropieza y cae inconsciente.

A partir de aquí se suceden una serie de hechos demasiado fantasiosos, donde los asesinatos, las persecuciones, las sociedades secretas, reencarnaciones, ritos, piratas e incluso un viaje a Egipto tendrán lugar entre una serie de personajes ficticios y otros reales como, por ejemplo, el escritor D. H. Lawrence o la mismísima Agatha Christie que tendrán un papel importante hacia el final de la historia. Un final, por cierto, que me ha dejado bastante insatisfecha puesto que, aunque más que predecible, me ha dado la impresión de que el autor no sabía cómo terminar la historia y opta por la solución más fácil.
Akenathon y Nefertiti

Como decía al principio, me acerqué a este libro esperando encontrar una novela de corte histórico donde el faraón Akenathon tendría un papel más relevante al ser uno de los personajes de la historia del antiguo Egipto que más controversia despertó al crear la primera religión monoteísta de la Historia. También suponía que Nefertiti, su gran esposa real, sería una de las protagonistas y aunque lo es, porque tiene un papel relevante a lo largo de las páginas, no me esperaba en absoluto la forma en que el autor lo desarrolla.

Cierto es que se aprecia una base de investigación histórica pero a lo largo de las páginas lo más histórico que encuentro es la ambientación de los años veinte donde toda Italia vivía una situación convulsa tras la I Guerra Mundial y donde el Partido Fascista de Mussolini se prepara para la toma de poder con los squadrismos de los camisas negras que atacaban arbitrariamente.

El amante de Nefertiti es una novela que se lee bien, donde el lenguaje está muy cuidado, los personajes están bien definidos y la ambientación y las descripciones son tan buenas que han hecho que reviva mi estancia en Capri. Los capítulos no son largos y hay abundantes diálogos que hacen la lectura mucho más dinámica. Sin embargo, no ha cumplido mis expectativas.

Supongo que si me hubieran dicho que se trata más de una novela de aventuras y rebosante de fantasía me habría acercado a ella con otras expectativas más bajas pero lo hice pensando en ver cumplidas mis ansias por conocer más de unos personajes fascinantes que no sólo fundaron una religión monoteísta, sino que también cambiaron el arte haciéndolo más libre de formas y donde Nefertiti se solapaba con Akenathon y gozaba de una gran influencia y poder.

miércoles, 24 de junio de 2020

Katu beltza / El gato negro

Autor/a: Edgar Allan Poe
Título original: The black cat
Traductor/a: Ana Arakistain Jáuregui
Edición: 1ª ed.
Editorial: Desclée de Brouwer
Año de edición: 2001
Número de páginas: 48
ISBN: 978-84-330-1597-6

Los clásicos de la literatura siempre me han dado un gran respeto y, por qué no decirlo, también muchísima pereza, pero este año me he propuesto leer algún que otro clásico y, aunque iba a continuar con la segunda entrega de Sherlock Holmes, vi en el catálogo de la biblioteca que había una sección de libros en euskera y entre los títulos se encontraba Katu beltza, El gato negro, de Edgar Allan Poe, así que conmigo que se vino.

Publicado por primera vez en 1843 en el periódico Saturday Evening Post, El gato negro está considerado como uno de los cuentos más espeluznantes de la literatura. Poe da paso a su protagonista para que sea él quien nos cuente en primera persona una historia que no dejará indiferente a quien quiera conocerla. Es la historia de un hombre normal y corriente que desde su tierna infancia siempre ha sentido amor por todo tipo de animales poseyendo, incluso, varias mascotas. Ente ellas, un enorme gato negro al que profesa un especial cariño.

Como las dos caras de una misma moneda, nuestro narrador también tiene un lado oscuro que sale a relucir cada vez que el alcohol se apodera de él haciendo que su carácter mude hasta convertirlo en un ser despiadado y violento que siente placer al torturar a los animales que tanto quiere.

Una de tantas noches, al llegar ebrio a casa, decide satisfacer su lado violento torturando a su querido gato de una forma cruel: sacándole un ojo. A partir de ahí, el pobre gato no hace sino esquivar al amo haciéndole sentir cada día más despreciado hasta el punto que decide ahorcarlo por el mero placer de verlo sufrir.

Gato negro
Días después de suceder este hecho, ocurren una serie de acontecimientos que hacen que se nos ponga el bello de punta al tener a otro gato, también enorme y negro como el anterior, un papel decisivo en el devenir de la historia. Qué es lo que ocurre y qué papel juega este nuevo gato en la trama es algo que tendréis que averiguar vosotros mismos si queréis saber cómo termina este relato que, como decía al comienzo, no deja a nadie indiferente.

Con un par de personajes y en poquísimas páginas, Poe demuestra una destreza magistral creando una historia de terror psicológico que atrapa al lector con un lenguaje cuidado y un ritmo narrativo que te trasporta a una atmosfera oscura y siniestra.

Como amante de los animales que soy esta obra de Poe me ha provocado una profunda repulsión hacia el protagonista al torturar en el modo que lo hace al pobre gato, repulsión que no había sentido nunca antes por ningún personaje literario. Sin embargo, tengo que reconocer que El gato negro me ha sorprendido gratamente y que ha sido una estupenda continuación con los clásicos de la literatura.

Portada:https://pictures.abebooks.com/SERLOGAL2012/md/md19302579355.jpg
Imagen: https://catsgatitos.files.wordpress.com/2009/04/gato20negro.jpg

jueves, 18 de junio de 2020

Empezando lectura 15

Después de haber leído vuestros comentarios sobre La conjura de los necios en el último booktag que publiqué tenía claro que sería mi próxima lectura pero, como en breves me tocará volver a viajar por trabajo y prefiero los libros de bolsillo para esos momentos, vi que aún tenía sin leer Las tres heridas de Paloma Sánchez-Garnica (desde 2013 que me lo regalaron, casi nada). Por lo que esta será mi lectura en los próximos días.
“Ernesto, un escritor siempre a la búsqueda de su gran obra, encuentra una antigua caja de latón que contiene la fotografía de una joven pareja, Mercedes y Andrés, junto con unas cartas de amor. Comenzará a indagar en la historia de la pareja a través de los datos que obtiene de las cartas. La intrigante imagen, tomada el día que empezaba la guerra civil, y el posible destino de sus dos protagonistas le ayudarán a escribir su gran novela mientras se convierte en testigo de las heridas del amor, de la muerte y de la vida”.
Lo empecé anoche y ya han caído algo más de cien páginas, si sigue así creo que va a ser una gran lectura.

Y vosotros, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 12 de junio de 2020

Circo Máximo

Autor/a: Santiago Posteguillo
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Planeta
Año de edición: 2013
Número de páginas: 1197
ISBN: 978-84-08-11711-7
Trilogía Trajano 2

Hace ya unas semanas que terminé la lectura de Circo Máximo pero, al igual que me pasó en las anteriores ocasiones que he leído otros libros de Posteguillo, me cuesta hacer la reseña y no es porque no lo haya disfrutado aunque, en esta ocasión, me ha parecido una lectura algo más floja. En fin, habrá que intentarlo.

Circo Máximo es la segunda parte de una extensa trilogía que tiene a Trajano, el primer emperador hispano de la historia, como principal protagonista aunque no será hasta ésta segunda entrega donde tenga plena relevancia ya que en el primer libro, Los asesinos del emperador, tenemos el preludio de cómo llegó Marco Ulpio Trajano al poder.

Viajamos en el tiempo, más concretamente al año 101 d.C. , a una Roma Imperial en la que Trajano ya está asentado como emperador tras haber hecho una “limpieza” de senadores corruptos a los que obligó a devolver el dinero con el que se habían lucrado durante la época de Domiciano y, posteriormente, eran desterrados. Obviamente se granjeó unas cuantas enemistades, como la del senador y gobernador Mario Prisco que ansía vengarse de Trajano cueste lo que cueste, y que será uno de los hijos argumentales de la novela.

Otro de los hilos será el juicio en el que se acusa a la vestal Menenia, una sacerdotisa del templo de Vesta, de cometer crimen incesti con el auriga Celer. Las vestales debían permanecer castas mientras durase su sacerdocio, treinta años desde que eran seleccionadas cuando tienen entre seis y diez años, por lo que el peor crimen del que podían ser acusadas era el de haber perdido su sagrada virginidad (crimen incesti) y cuya condena era ser enterrada viva. ¿Por qué se les acusa a estos dos personajes de tal crimen? Es cierta la acusación o ¿hay algún interés oculto?

De la mano de Celer conoceremos los entresesijos de las carreras de cuadrigas que tenían lugar en el Circo Máximo, desde la rivalidad entre los diferentes equipos y aurigas, las apuestas y trapicheos, hasta los brutales choques de las cuadrigas que podían llevar a la muerte al propio auriga y a sus caballos. Todo un espectáculo visual en el mayor circo de la civilización romana, con una capacidad para doscientos cincuenta mil espectadores y unas dimensiones de varios estadios de fútbol.

Sin embargo la trama que más peso tiene, desde mi punto de vista, es uno de los hechos históricos más relevantes del mandato de Trajano: las dos guerras dacias que terminaron con la victoria de Roma y la conversión de aquel territorio en una nueva provincia del imperio. Para ello fue necesario movilizar algunas legiones y realizar obras de infraestructura, la más importante, el puente sobre el Danubio a cargo de Apolodoro de Damasco en Drobeta.

Recreación Circo Máximo
En Circo Máximo se conjugan ingredientes interesantes para hacer de esta novela una lectura agradable y entretenida ya que seremos testigos de conspiraciones, confesiones, historias de amor, guerras, traiciones, juicios, envidias e incluso un intento de asesinato para acabar con la vida de Trajano. Desde luego, sus casi mil doscientas páginas dan para mucho aunque hay partes que me han parecido superfluas y prescindibles al no aportar nada relevante.

Aunque el personaje central es Trajano estamos ante una novela coral y por sus páginas pululan un montón de personajes secundarios, tanto reales como ficticios, a algunos de ellos los conocimos en la primera parte como a la emperatriz Domicia Longina, esposa del emperador Domiciano, o el gladiador Marcio.

Posteguillo hace gala, nuevamente, de un estilo sencillo pero cuidado con unas descripciones muy visuales que permiten al lector dejar volar su imaginación y recrear las calles de Roma, las carreras de cuadrigas o las batallas que, desde mi punto de vista, han sido bastante más flojas que las acaecidas en Los asesinos del emperador. Tal vez tenga un lado sádico y me guste demasiado la sangre pero me ha faltado más acción en el campo de batalla. Cierto es que las legiones romanas no eran unas hermanitas de la caridad (saqueaban, violaban y arrasaban con lo que se les ponía por delante) ni los dacios un pueblo tan bárbaro como podamos pensar (era un reino que data de los tiempo de Julio César y estaba perfectamente estructurado en todos los sentidos, militar, social y religiosamente hablando) y, aunque sus guerreros suponían el terror de los legionarios romanos ya que las falces dacias rebanaban miembros como si fueran de mantequilla y tuvieran de aliados a roxolanos y sármatas cuyos caballos y guerreros iban acorazados con armaduras, no ha terminado de convencerme del todo esta parte.

Circo Máximo es un libro largo pero de fácil lectura, con capítulos de extensión variable que abarca desde principios del año 101 d.C. hasta el año 107 en el mandato de Marco Ulpio Trajano y donde se aprecia una ardua labor de investigación. Sin embargo, hay un hecho que me ha llamado la atención y es el papel que Posteguillo le da a Adriano, el futuro emperador, al que no deja en muy buen lugar (aprovecho para recomendaros la lectura de Memorias de Adriano de Margueritte Yourcenar). Cierto es que tuvo sus luces y sus sombras, lo mismo que Trajano, y estamos ante una novela donde la realidad y la ficción se entremezclan pero hay que distinguir la paja del grano y a ello nos ayuda el autor en una nota histórica al final de las páginas.

Una segunda parte entretenida con la que he disfrutado pero no al mismo nivel que lo hice con Los asesinos del emperador. Quizá las expectativas eran demasiado altas y Circo Máximo adolece de algunas páginas de relleno y de unas batallas con más garra, desde mi punto de vista, pero no por ello se me han quitado las ganas de leer La legión perdida y ver cómo Posteguillo nos narra la expansión hacia los territorios del este y las batallas contra los partos pero esta es otra historia.

Portada: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn%3AANd9GcSwhFP_kgnDpq_WLMhzHM0Z-rsx8yIMTUzkjFpCHtTbLOja2Q4Z&usqp=CAU
Imagen: https://lacasadelrecreador.com/img/cms/2_1.jpg